""
Bienvenido al blog de Celia Seguí
RSS

lunes, 28 de noviembre de 2016

Pausa larga


Aunque ya hace tiempo que no estoy del todo esta vez sí voy a hacer una pausa larga de varios meses, supongo.
Os visitaré cuando pueda.
Besos y gracias.

sábado, 12 de noviembre de 2016

Tragedia de Mayerling: La misteriosa muerte del hijo de Sisi ( Vivir en Austria)

La condesa Marie Larisch, sobrina favorita de Sisi hasta el día en que  ésta se enteró de su papel de alcahueta entre el principe Rudolf y su joven amante de diecisiete años, Mary Vetsera,  en su autobiografía "My life" cuenta el desarrollo de la  relación entre los amantes y las horas previas al trágico suceso que aconteció en el coto de caza de Mayerling, pequeña ciudad en las inmediaciones de Viena.

Días antes del suceso, el principe visitó a su prima en el Grand Hotel de Viena:
"Oh, estoy tan cansado de la vida —dijo—. Ojalá tuviera el carácter y la independencia suficientes para escapar a las intrigas de la corte. No somos más que despreciables marionetas. Nos disfrazamos para satisfacer a la gente. No nos atrevemos a ser naturales. !Oh, Dios, ¿por qué nací?! Sólo soy una pobre criatura maldita por los pecados de sus padres ... Quizá soy poco inteligente al despreciar el amor de esta pequeña criatura (Mary). Ella me quiere. He conocido mujeres mucho más hermosas pero ninguna con un corazón tan fiel".

Rudolf estaba infelizmente casado con Estefanie de Bélgica, una mujer fría y calculadora y tenía una hija pequeña, Erzi, conocida años más tarde como la archiduquesa roja.


               A la izquierda Larisch , a la derecha Vetsera días antes de la la tragedia.

La relación entre Rudolf y la joven Mary Vetsera se afianza. Esta le confiesa a Marie Larisch: 

"!Stefanie hace la vida de Rudolf tan miserable! No le entiende y en lugar de ayudarle lo hunde. Rudolf es tan desafortunado. Todo el mundo está en contra suya. Ojalá siempre pudiera estar junto a él. Pero si vienen problemas, jamás le abandonaré."

Un día antes su muerte el principe heredero volvió a visitar a su prima en el Grand Hotel de Viena. Esta conversación , que resumo, puede encerrar la clave de la tragedia.

"Es necesario que hable a solas con Mary, tienes que traerla al Hofburg (Palacio real). Estoy en grave peligro... Coge esta cajita y ponla a buen recaudo. Nadie debe encontrarla. Se la darás a la persona que te diga estas cuatro letras R.I.U.O. Debo hablar con Mary, solo así quizá pueda salvarme de la amenaza que se cierne sobre mí." "¿Tiene el problema que ver con tu mujer?", pregunta Marie Larisch. "¿Con mi mujer??? Eso son solo problemas domésticos. Mi amenaza es política." "Habla pues con tu padre", dice Marie.  "Si confío en el emperador , firmaré mi sentencia de muerte", afirma él.

Siguiendo las instrucciones de Rudolf, Marie lleva a Mary de compras y después una fiaca las acerca al palacio real donde las espera una persona que las guía secretamente por los tejados de palacio hasta las habitaciones de Rudolf. Marie, preocupada por su delicada posición en esta relación, le pide a Rudolf que sea breve, tiene que devolver a Mary cuanto antes a su casa. Al poco Rudolf sale y le dice  a su prima que tiene que volver sin Mary ya que ésta ya no se encuentra en Palacio.


Mary Vetsera.

Al día siguiente, la mañana del 30 de enero de 1889 los amantes fueron descubiertos muertos, con un tiro en la cabeza en el dormitorio del coto de caza del principe en Mayerling. Se dijo que fue un pacto suicida. El principe supuestamente disparó primero a su amante y luego permaneció un tiempo sentado sobre sus rodillas hasta dispararse él mismo.

Al parecer el emperador Francisco José y su hijo habían tenido una discusión en la que el primero urgía a su hijo a poner fin a la relación.

Sin embargo, un amigo  de Rudolf confesó las tendencias liberales del principe heredero, quien con nombre falso escribía artículos en los periódicos en contra del régimen autoritario de su padre. Algunos piensan que no se trató de un suicidio sino de un asesinato para dar fin a un supuesto complot por parte de Rudolf para deponer a su padre.


Rudolf en su lecho de muerte.

Esa misma noche, aprovechando la oscuridad, el cadáver de Mary Vetsera fue sentado en un carruaje, como si estuviera viva y trasladada en secreto a un convento donde fue enterrada en secreto.

En 1992  la tumba de Mary fue profanada y  su restos mortales  robados. Cuando la policía los encontró fueron examinados para asegurarse de que se trataba del cadáver de Mary. No se encontró evidencia alguna de que el cráneo hubiera sido atravesado por una bala, al parecer fue golpeado varias veces hasta provocarle la muerte. A la vez se hizo un examen del cadáver de Rudolf, su cuerpo asimismo había sido golpeado antes de los disparos que le causaron la muerte. Las seis balas disparadas no pertenecían a su revólver personal. Existen dos teorías: Rudolf y Mary tuvieron una fuerte pelea, él la golpeó hasta matarla y luego se dio muerte o una tercera persona mató a Mary a golpes y luego disparó contra el principe heredero.
Esta última era la teoría que defendía la  última emperatriz de Austria,  Zita, confidente del emperador Francisco José.
En todo caso, esto no demuestra nada. Rudolf era una persona con una personalidad frágil, adicto a la morfina a causa de dolores físicos. Quizá se volvió loco y mató a su amante en una pelea.

Recientemente se encontraron las cartas de despedida de Vetsera hacia su madre y hermana en las que aclaraba que por la imposibilidad de su amor, ambos decidían irses juntos. "Querida madre, discúlpame por lo que he hecho..."




A raíz de la muerte de su hijo, la emperatriz Elisabeth dejó de hablarse con su sobrina favorita: Marie Larisch. Vistaba cada noche la tumba de su hijo con el fin de que su espíritu le hablara. Vistió de negro el resto de su vida y huyó de la corte vienesa para siempre a través de sus múltiples viajes.



                             Vestido de duelo de la emperatriz Elisabeth, quien mantenía una relación distante y desconfiada hacia su hijo, un alma muy parecida a la suya.

Personalmente siento empatía hacia Rudolf, un ser con un alma sensible y artística como la de su madre ( he visto dibujos suyos artísticos y tiernos, de cuando era niño). Un hombre que vivió condenado a vivir en un ambiente contrario a su alma, con unos padres que le ignoraron por distintos motivos desde su más tierna niñez.

Visité la tumba de Vetsera en Mayerling así como el coto de caza que hoy está reformado y tiene poco que ver con lo que fue. 





                               Mi teoría es: Rudolf se sentía encerrado por su matrimonio, culpable por el complot contra su padre, desesperado y sin salida. Y él y su amante en un acto de locura decidieron abandonar este mundo.

martes, 8 de noviembre de 2016

Terror al volante (Anécdotas)


(Yo soy la excepción que confirma la regla, según las estadísticas del dibujo arriba).

1-  Viernes: el coche no arranca. Llamo al mecánico: "Vicente, el coche no arranca, ¿puedes venir?"
( Era la batería).
Sábado: el coche no arranca. "Vicente , el coche no arranca, ¿puedes venir?" " Celia, joder, ¿pero qué haces?"

Viernes siguiente: el coche no arranca. 
Vicente viene.
Sábado: Vicente vuelve a venir.

Bis, bis, bis, varios fines de semana.
Vicente: "Bueno, ya está bien, dime qué haces antes de salir del coche."
"Bajo este espejito y miro si aún iba bien de maquillaje". "Celia, ese espejo está bajado. ! Te estás dejando la luz encendida!"

2- Aparco debajo de casa de una amiga. En el balcón me pregunta dónde he aparcado. "Justo a la entrada de tu casa". "Pues no está." "!Dios mío, me han robado el coche!" "Tranquila, lo habrás aparcado en otro sitio". Miramos. El coche fantástico ha viajado solito hasta la siguiente calle atravesando una calle transversal. "¿No le has puesto el freno de mano." "Para qué, si no hay pendiente."

3.Recojo a una amiga de casa. Doy marcha atrás a lo Fittipaldi (además soy chula al volante) y me llevo el coche de atrás por delante. Dueña del coche: "!Dios mío, y mañana tengo que ir a una boda!" "Tranquila, el taller te dará otro, además lo paga mi seguro."

4.Ligues copiloto, agarrados con ambas manos al asiento. "¿Qué tal? ¿Vas bien?" "Muy emocionante" (Todos la misma respuesta).

5.Una amiga y yo ligamos con dos alemanes moteros guapísimos en una discoteca. Propongo que me sigan con sus motos a otra discoteca. "!Dios mío! !Creo que esta calle la cambiaron de dirección hace como veinte años! !Dirección prohibida!" Ñiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii (frenazo impulsivo). Booommmmmmmmmm (dos alemanes saltando por lo aires). "I´m sorry, I´m sorry!!!!!", grito saliendo del coche. "Don´t worry, don´t worry", los alemanes, humillados, se levantan del suelo.

Al día siguiente vuelvo al garaje:


Vicente: "Celia, ¿otra vez? — iba todas las semanas—. Este coche ya no tiene solución, está hecho polvo. " "Sí, hombre, vuelve a ponerme la matrícula con un alambre y eso de ahí... ¿no me lo puedes pegar con pegamento?" 

6.Salgo, miro por el retrovisor, no viene nadie. Boommmmmm. Una furgoneta que también salía desde la otra acera y yo nos la damos. La furgoneta está hundida. Mi coche ya da igual porque ya lo estaba. Hombre: "¿Y ahora de quién es la culpa?" "Pues no lo sé." "Hombre, como tu coche está hecho polvo y mi furgoneta es nueva, ¿te importa que lo pague tu seguro?" "No, hombre, para eso estamos."

Carta del seguro:
"Estimada señora Seguí:
Dada la cantidad inusual de siniestros en la que se ha visto usted envuelta en tan pocos meses, lamentándolo mucho nos vemos obligados a cancelar su seguro..."

"!Socorro, Pablo, socorro!", le digo al de la gestoría. "!Me han quitado el seguro, ¿ahora qué hago?"  "Tú tranquila mujer , te lo hacemos con otra compañía."


Mi coche murió un día, de resquemor, atravesando una pequeña ciudad valenciana, le salía humo hasta de las orejas. Yo me bajé y alerté al personal: "!Todos atrás, todos atrás, mi coche va a estallar, llamen a los bomberos!". Ni mi coche estalló ni nadie llamó a los bomberos. Alguien me ayudó a llevarlo al cementerio.
Soy de las hijas de puta que no pasan de 80 y acumulan una fila de coches pitando detrás porque además no adelanto hasta que no veo que a dos kilómetros no viene nadie. Eso sí, cuando me encuentro a uno como yo por la carretera y voy de copiloto lo pongo a parir y hasta le saco el dedo.

Por eso mismo me retiré de las carreteras en el 2000... pero al loro, que amenazo con volver...


jueves, 3 de noviembre de 2016

Recitando a Doña Rosita ( Audio)



Como últimamente no tengo cabeza para nada me ha dado por volver a mis orígenes e interpretar papeles en casa. Para quien le apetezca , recito uno de mis favoritos de la obra de teatro "Doña Rosita la soltera" , de Federico García Lorca (uno de los tres que preparé para las pruebas de ingreso en la Escuela Superior de Arte Dramático hace siglos). Como lo digo de memoria y hacía tanto tiempo que no lo recitaba he tergiversado un par de palabras.
Música de fondo: "Following a bird" de Ezio Bosso.
(El sonido sin auriculares deja mucho que desear).

Doña Rosita lleva treina años esperando vanamente la vuelta de su novio a sabiendas de que se casó en América con otra mujer. Sin embargo ella sigue recibiendo sus cartas y autoengañándose. En este monólogo, Doña Rosita se sincera ante su tía.