""
Bienvenido al blog de Celia Seguí
RSS

sábado, 29 de octubre de 2016

El circo de Ryanair (Anécdotas)




Normalmente cojo un vuelo directo de Viena a Valencia con Air Berlin pero en esa ocasión, hace ya unos años, cogí un vuelo Bratislava Alicante con Ryanair. Todo un circo:

Sentada en la salida de emergencia una azafata mandona y con muy mala  leche pide silencio, se dirige a mí y me pide que explique qué tengo que hacer para abrir la puerta de emergencia si el avión se estrella. "Oiga, a mí no me acojone", le digo con todo el mundo mirando. A la chica que iba a mi lado la largó a otro asiento por no saber hablar ni español ni inglés. 

Acto seguido nos dice que la azafata Brigitte se despide de la compañía y nos pide un aplauso para ella.

Ya en el aire suena por megafonía el toque de clarín de las corridas de toros: "Tiiiiii, tiri, tiri, tiri, titi, titi, titi", tras el cual un auxiliar de vuelo exclama: "!Señoras y señores, ¿les gusta el bingo?! Pues bien, !ahora tienen la oportunidad de jugar en el aire! Compren ustedes las papeletas y con una monedita rasquen :RACARACARAC", dice. "!Rasquen, señores, rasquen RACARARARAC!"

Al rato: "Señoras y señores, ahorren ustedes comprando nuestras tarjetas. Por solo nueve euros podrán hablar ustedes con su familia, novio, novia, mujer, marido.... ¿Y por qué no con su amante???".

Al iniciar el aterrizaje anuncia que van a apagar las luces del avión y con voz fantasmagórica exclama: "Y ahoraaaaaaa, vamos a quedarnos en la OSCURIDAAAAAAAAADDDD, AGGGGG".

El vuelo más surrealista de mi vida.



miércoles, 26 de octubre de 2016

Los extraños visitantes ( Fenómeno Paranormal)




Semiconsciente, sudorosa y con la pierna amputada mi abuela vivía sus últimos agónicos momentos en la cama del hospital. A su lado, mi madre, llorando, alzó la cara y rogó a los hermanos ya fallecidos de su madre que vinieran por ella y  la libraran de tamaño tormento. Al poco la venció el sueño. Una breve cabezada y al abrir los ojos mi abuela se había ido. Eran las cuatro de la madrugada.

A las cuatro de la madrugada mis dos hermanos dormían en un séptimo piso a cuatro manzanas del hospital. Los despertó el timbre del portero automático. Pensando que mi madre venía a comunicarles el fallecimiento de mi abuela corrieron los dos a la puerta.

—¿Quién es?
—Somos los de Játiva. Hemos venido a ver a la abuelita. ¿En qué habitación está? —preguntó una voz de mujer.
—En las 201.
—Gracias.

Los de Játiva, ciudad natal de mi abuela, no aparecieron por el hospital. De hecho, la muerte de mi abuela fue comunicada al resto de la familia sobre las seis de la mañana. Al día siguiente en el entierro se le preguntó a toda la familia que había venido de Játiva si alguien había acudido a nuestra casa a las cuatro de la madrugada.  «¿Cómo? Si no sabíamos nada, ¿a santo de qué íbamos a venir a esas horas?»

Nunca supimos quién llamó buscando a mi abuela exactamente a la hora de su muerte.

(Esta historia es real, la  recordamos en este último viaje que he hecho a Valencia. Yo soy agnóstica, pero para quien no lo haya leído y le interese, aquí dejo el enlace de un fenómeno horroroso que me pasó a mí personalmente (pinchar enlace): LAS TRES NOCHES DE TERROR QUE CAMBIARON MI VIDA)

domingo, 16 de octubre de 2016

Por el amor de la amistad 2.0 , vuelvo



No puedo irme.
No puedo ni quiero.


Por ti, que hoy me has escrito comunicándome tu gran dolor y diciéndome que me parecera raro pero me quieres. Que no te parezca raro, yo también te quiero y estoy contigo en tu dolor.

Por esa personita que un día me mandó un email diciéndome que me sentía muy cercana y quería confesarme algo muy privado y lo hizo. Espero que sepas quién eres, tú y yo hablamos muy a menudo, casi a diario en algunos periodos.

Por mi gran amigo que siempre está ahí escuchando mis quejas y mi dolor;aconsejándome para que no me vaya a la mierda. Y perdonándome en las peleas.

Por el galleguiño, no bloguero, que un día me escribió contándome su inmenso drama y pidiendo ayuda, y que cuando me despedí de este blog me escribió un hermoso email animándome él a mí.

Por la maravillosa y gran actriz argentina que casi cada semana me manda su amor , y por nuestras charlas sobre nuestros dolores, sin habernos visto nunca.

Por todos vosotros, que me animáis, me mandáis vuestra comprensión y no me juzgáis, a pesar de mi pesadez últimamente con tanto dramatismo y negativismo, me quedo.

No sé cuánto postearé, ni si podré escribir dadas mis múltiples dificultades ahora mismo. No sé si os podré visitar a diario, no creo. Pero este blog queda abierto. Se actualizará cuando me apetezca y tenga ganas. Y os visitaré y comentaré del mismo modo, cuando tenga tiempo y esté de humor.Pero yo de aquí no me voy.

Es un mundo virtual, sí. Pero lleno de gente maravillosa y no necesito verles las caras para saber que lo son. Espero, eso sí, alguna vez veros en persona y abrazaros.

Y ahora me voy  a España una semana. A intentar reflexionar para encontrar un camino en la oscuridad que me rodea. No sé cómo estaré cuando vuelva, quizá peor, quizá mejor. Pero igual. A vosotros no quiero perderos.

Os quiero mogollón y no siento más que un inmenso agradecimiento.


Besos.

miércoles, 12 de octubre de 2016

Adiós

El lunes me voy a España , pero no es eso.
Llevo tiempo pensándolo. A lo mejor en breve me arrepiento y a lo mejor no.
He decidido cerrar el blog por ahora. Creo que lo necesito.
Quizá en un futuro no muy lejano, me abra un blog anónimo, donde solo vengan mis amigos blogueros y donde postee todas las chorradas que me apetezca sin tema alguno. No diré quién soy, pero es muy probable que si nos reencontramos me reconozcáis. De momento no me siento con fuerzas para seguir con este.
Es lo que siento ahora. Quizás cambie de opinión.
Mil gracias a todos por todo lo que me habéis dado, que ha sido muchísimo.
Espero reencontraros en algún momento.

Un beso muy grande.

Celia

Hannes el superlargo II ( Crónicas vienesas)


Extrañada, le pregunto a Hannes "el súper largo" por la utilidad de dos inmensos peucos de espuma ennegrecida y maloliente que ha depositado sobre la mesa del local. Son sus zapatillas de andar por casa , me dice. Sus dos metros diecisiete de estatura le dificultan encontrar zapatillas a su medida. De modo que cuando necesita unas "nuevas" se va al rastro , se compra unos patines de hielo y  tras extraer la espuma de su interior se deshace de ellos arrojándolos al contenedor más próximo.

Dentro de un pequeño recipiente de metal plateado arde una vela. Hannes la mira fijamente. Una joven camarera se acerca y nos pregunta qué vamos a tomar. Él se la queda mirando, después vuelve su atención hacia la vela y le dice: "No queremos esta vela aquí, por favor, llévatela". Oh, no, pienso... Pero la chica accede amablemente, sus mejillas se encienden, las manos le tiemblan, dubitativa da un paso hacia nosotros pero no se atreve a soltarla , finalmente sujetando el recipiente con los brazos extendidos corre hacia la barra. 

Al rato vuelve con nuestras bebidas: "La vela quemaba, ¿eh?".  "Mucho", contesta la chica con timidez. "No entiendo por qué no la has soltado,  hubiera sido lo lógico..."

Hannes propone que vayamos a un local cercano donde a las siete en punto los clientes se enzarzan en una guerra lanzándose unos a otros los posavasos.

Mientras tomamos una cerveza en la barra,   nos percatamos de  que  sonríe seductoramente a   una mujer que se halla sentada junto a su pareja en una mesa próxima. El juego de miradas entre los dos prosigue durante un tiempo, hasta que la mujer se levanta y se acerca. "Hola. Te invito a tomar algo", le dice. "Ahora no puedo, estoy con mi marido". Coge el agua que ha pedido, le guiña un ojo y vuelve con su marido.

Poco después la pareja se dispone a abandonar el local, al pasar por nuestro lado, nuestro amigo y la mujer se miran y sonríen. Las bebidas se han acabado y Hannes  pide a la camarera que ponga cuatro más. "Cuatro no, tres", rectifica  el mariden. "No, cuatro. Va a volver...".

A los pocos segundos la mujer entra , se acerca  provocativa a Hannes y le coge por los hombros. Había mandado al marido a casa con el pretexto de volver al baño.



sábado, 8 de octubre de 2016

Corrupción y racismo en Austria ( Vivir en Austria)




Austria hace tiempo dejó de ser un paraíso y la culpa no la tienen los refugiados ni la inmigración en general sino los políticos lerdos y corruptos que nos gobiernan, como en todas partes.

Todos los  austriacos y residentes  trabajamos durante todo el año hasta el día 22 de agosto para pagar impuestos, a partir ese día   lo que ganamos es para nosotros.  O sea , de nuestro trabajo nos queda un tercio para vivir... (Publicado en un periódico austriaco).



El ministro de exteriores austriaco, Sebastian Kurz,  este  tipo "repeinao" de 30 años que llegó a los 28 a  ministro (como trepa uno tan alto en tan poco tiempo no hay ni que preguntárselo) dice sobre el tema refugiados: "Rescatar a la gente en altamar no debería ser un ticket para llegar a Centroeuropa". Y prosigue: "Lo ideal es mandarlos a una isla antes de devolverlos a su país".  Que te manden a ti , gilipollas, niñato de papá. Que te manden a una isla desierta para no ver tu cara de papanatas  ni pagarte el lujazo de vida que llevas , impresentable.

                               


El ministro de interiores, Wolgang Sobotka, propone ofrecer trabajo  del Estado a los asilados, tipo jardinería y demás por 5 € la hora. Según él con este dinero en su país serían ricos por lo tanto en Austria no se merecen más... El otro día una persona decente en una página de Facebook le contestó que por qué no le pagaban a él 200€ al mes por su trabajo y se piraba a a alguno de los países de los asilados  ya que  allí con este dinero viviría  de puta madre.

LA CORRUPCIÓN EN AUSTRIA.

Para los que creéis que aquí no cuecen habas, os pongo datos sacados de un periódico austriaco (al traducirlo yo quizá hay cosas que no se entiendan o no estén claras porque es un idioma difícil de traducir para mí):

* No hay verdadera separación entre la política  y la justicia. Todas las grandes instituciones  están dominadas por SPÖ y ÖVP. (Equivalentes al PSOE Y PP en España).

* Falta transparencia de operaciones de pago en los partidos políticos, asociaciones, empresas relacionadas con el gobierno, esposas y maridos de los parlamentarios.

* Los partidos no hacen una declaración anual del estado de sus cuentas.

* Austria es un país con muchísimo funcionariado ( más que en España en comparación) , muchos  no cumplen con su trabajo adecuadamente.

* Los fiscales archivan actas "para que queden olvidadas en los armarios", dice literalmente.

* La duración de los procesos en los tribunales de justicia se alargan muchísimo hasta que se olvidan o prescriben.

Debido a la corrupción en el año 2011 se "perdieron en Austria" 27 billones de euros. Es decir, 3.400 € por persona.

Austria es un país muy pequeño con 7 millones de habitantes.

miércoles, 5 de octubre de 2016

Un inesperado regalo (Anécdotas de actriz)


Le vislumbre sentado en el rincón más oscuro del Boite, un lugar nada adecuado para una joven de veintiún años. Pero él tenía cuarenta y cinco y estaba en su ambiente. Era rico, guapo y elegante. 

Caballerosamente se levantó nada más verme. Le di dos besos  y tomé asiento en un sofá de terciopelo rojo junto a una pequeña pista de baile vacía. Charlamos sobre mi padre, su socio de negocios en Madrid. De lo mucho que me había agradado su familia: su mujer y su hijo de siete años, a los que había conocido apenas un mes antes, cuando mi padre me había acompañado a Madrid para buscarme un piso de alquiler.

Recién llegada y bastante perdida, yo no conocía a casi nadie en la capital. Ilusionada, le entregué mi currículum lleno de cursos de baile e interpretación y vacío de experiencia y un par de fotos de mi book de aspirante a actriz. Me había prometido presentarme a uno de sus mejores amigos: el director de Radio Televisión Española. 

Sonó "Without you" de Harry Nilsson y me sacó a bailar. Le dije que no me gustaba bailar lento omitiendo "con cualquiera que me lo pide". Pero insistió. Me tomó de la mano  y me arrastró.

Al rato se fue apretando contra mí, cada vez más, sentí  su alterada respiración en mi oreja. Me aparté. Pero él insistió. Entonces sentí sus partes íntimas y me sentí morir del asco. Me zafé y enfadada me dirigí a coger mi bolso para largarme.

"Espera, no te vayas. Deja que te explique, por favor..."  Accedí por ser quien era y entonces boquiabierta le oí decir que me pondría un piso en el Paseo de la Castellana, amueblado con todo tipo de lujos. "Serás libre, harás lo que tú quieras, yo solo iré a verte de vez en cuando..." y sin que me diera tiempo a reaccionar se me echó encima para besarme. Y entonces le partí la cara. 

El hombre guapo y seguro que me había recibido al principio se había transformado en  un baboso pusilánime y  tembloroso: "Por favor, Celia, no le digas nada de esto a tu padre..." "No lo haré, no por ti, hijo de puta, sino porque no voy a perjudicar los negocios de mi padre. Pero como se te ocurra volver a acercarte a mí, te juro que te destrozo la vida." 

Le vi una vez más, en otro viaje de negocios de mi padre, estando su mujer presente. Y jamás olvidaré su cara de idiota , su tartamudeo y mi asco al darme dos besos en las mejillas.

Por entonces no recuerdo que a esto se le llamara acoso sexual. Tengo la sensación, a lo mejor errónea de que el que fuéramos tratadas en ocasiones como un pedazo de carne al que decir barbaridades era algo bastante aceptado socialmente. Espero que  hayamos mejorado. 


En realidad, con las que siguieron en mis principios como actriz no entiendo cómo no me volví asustada a casa de mi madre.

sábado, 1 de octubre de 2016

Hannes el superlargo ( Crónicas Vienesas)



Entré en aquel bar dispuesta a odiarle.  Le odiaba ya antes de conocerle. Era un ser “especial”, me decían, un auténtico genio.  Hannes el “súper largo” ponía a prueba tu inteligencia nada más conocerte. Si  la superabas entrabas en el círculo de sus elegidos, si no,  te podían dar por el saco.

Entre el humo de tabaco y decenas de mortales cabezas me abrí paso hasta aquellos dos metros diecisiete de genialidad acompañada del mariden y dispuesta a disparar todas mis armas.

“Este es Hannes”, me dijo .  Alcé mi cuello y allí estaba aquel ser inmenso, delgado, seductor  y bien parecido  cuyo rostro de cincuenta y muchos años el tiempo, sin duda asustado, había decidido ignorar.

Me sonrió, le sonreí y entonces comenzó a lanzarme  una batería de preguntas absurdas y a intentar seducirme. Mi alemán , viviendo yo por entonces aún en España, era más que limitado pero no estaba dispuesta a dejarme vencer por ningún genio así que ataqué, le vacilé, me vaciló y el resultado fue “amor a primera vista” en lo que amistad se refiere y a día de hoy sigue.

                                                        ***********

“Mi mujer quiere acostarse contigo”, le dijo un día a uno de sus mejores amigos, “y yo quiero hacerla feliz. ¿Me harías el favor?”. “Por supuesto”, le dijo su sorprendido amigo.

Acordaron que él la esperara desnudo en el salón de su casa cuando ella llegara del trabajo. Hannes, mientras tanto, esperaría  en el bar de abajo.

Y así lo hicieron. “El presidente” (apodo del amigo) , se despelotó y se sentó en el sillón. A las siete oyó el cerrojo de la casa , a las siete y dos oyó la puerta del salón abrirse. A las siete y dos y un segundo oyó: "AHHHHHHHHH!! SOCORROOO!!" A las siete y dos y dos segundos se calzó los calzoncillos y salió cagando hostias de la casa pantalones en mano en dirección al bar de abajo donde “El súper largo “ le esperaba y viéndole acalorado  le preguntó: "¿Qué has hecho? ¿Es que no le ha gustado?"
 
Nota: Hannes "El súper largo" , con todas sus rarezas es un ser excelente. Es un magnífico profesor de personas con handicaps mentales. Se dedicó a cuidar a un demente mental abandonado gratuitamente y cuando este ser se puso muy malito Hannes hizo una fiesta en su honor para recaudar dinero y ayudarle. El chico murió antes de poder recibir la donación  y a Hannes se le rompió el corazón. Yo adoro a Hannes y sus múltiples locuras. Es uno de los seres que me enseñó a no juzgar nunca a las personas de antemano y sin saber lo que hay tras ellas. Y además es un magnífico escritor de comedia enloquecida con un estilo único.