""
Bienvenido al blog de Celia Seguí
RSS

miércoles, 5 de octubre de 2016

Un inesperado regalo (Anécdotas de actriz)


Le vislumbre sentado en el rincón más oscuro del Boite, un lugar nada adecuado para una joven de veintiún años. Pero él tenía cuarenta y cinco y estaba en su ambiente. Era rico, guapo y elegante. 

Caballerosamente se levantó nada más verme. Le di dos besos  y tomé asiento en un sofá de terciopelo rojo junto a una pequeña pista de baile vacía. Charlamos sobre mi padre, su socio de negocios en Madrid. De lo mucho que me había agradado su familia: su mujer y su hijo de siete años, a los que había conocido apenas un mes antes, cuando mi padre me había acompañado a Madrid para buscarme un piso de alquiler.

Recién llegada y bastante perdida, yo no conocía a casi nadie en la capital. Ilusionada, le entregué mi currículum lleno de cursos de baile e interpretación y vacío de experiencia y un par de fotos de mi book de aspirante a actriz. Me había prometido presentarme a uno de sus mejores amigos: el director de Radio Televisión Española. 

Sonó "Without you" de Harry Nilsson y me sacó a bailar. Le dije que no me gustaba bailar lento omitiendo "con cualquiera que me lo pide". Pero insistió. Me tomó de la mano  y me arrastró.

Al rato se fue apretando contra mí, cada vez más, sentí  su alterada respiración en mi oreja. Me aparté. Pero él insistió. Entonces sentí sus partes íntimas y me sentí morir del asco. Me zafé y enfadada me dirigí a coger mi bolso para largarme.

"Espera, no te vayas. Deja que te explique, por favor..."  Accedí por ser quien era y entonces boquiabierta le oí decir que me pondría un piso en el Paseo de la Castellana, amueblado con todo tipo de lujos. "Serás libre, harás lo que tú quieras, yo solo iré a verte de vez en cuando..." y sin que me diera tiempo a reaccionar se me echó encima para besarme. Y entonces le partí la cara. 

El hombre guapo y seguro que me había recibido al principio se había transformado en  un baboso pusilánime y  tembloroso: "Por favor, Celia, no le digas nada de esto a tu padre..." "No lo haré, no por ti, hijo de puta, sino porque no voy a perjudicar los negocios de mi padre. Pero como se te ocurra volver a acercarte a mí, te juro que te destrozo la vida." 

Le vi una vez más, en otro viaje de negocios de mi padre, estando su mujer presente. Y jamás olvidaré su cara de idiota , su tartamudeo y mi asco al darme dos besos en las mejillas.

Por entonces no recuerdo que a esto se le llamara acoso sexual. Tengo la sensación, a lo mejor errónea de que el que fuéramos tratadas en ocasiones como un pedazo de carne al que decir barbaridades era algo bastante aceptado socialmente. Espero que  hayamos mejorado. 


En realidad, con las que siguieron en mis principios como actriz no entiendo cómo no me volví asustada a casa de mi madre.

41 comentarios:

Ilduara dijo...

Sé de qué hablas cuando hablas de asco, se me revuelve el estómago sólo de pensarlo.

Yo también espero que hayan cambiado las cosas.

unjubilado dijo...

Deseo que hayan cambiado las cosas, no solamente para las actrices, también para todas las mujeres y que el acoso sexual quede en el olvido.
Oficiales del ejército, empleadas de hogar, o de cualquier establecimiento especialmente de los grandes almacenes y cadenas de distribución...
No concibo que haya personas que puedan aprovecharse de "si no aceptas hay otras muchas que desearían estar en tu lugar" y por supuesto no lo desean, simplemente piensan en llevar un poco de dinero a su familia.
Un abrazo.

TORO SALVAJE dijo...

Aparte del asco que me dan no puedo entender que actúen así.
Pero es que no se valoran a sí mismos?
No tienen dignidad?
Son basura?

Me temo que sí, no tienen dignidad, tienen una pobre opinión de sí mismos y son una puta basura de seres humanos.

Deberías habérselo explicado a tu padre y luego a su mujer.

Menudo cerdo.

Besos.

AMBAR dijo...

Tipejos de estos los hay en todas partes, una pena que no se valoren, se respeten y aprendan a valorar, respetar y ayudar, por la satisfacción de hacer algo bueno por los demás en este retorcido mundo.
Como digo, una pena.
Un abrazo.
Ambar

Enrique Tarragó Freixes dijo...

Tu nuevo estilo ... esos relatos, son una maravilla, amiga Celia. Crudos, a veces crueles, pero siempre sinceros, reales y muy vivos.
Transmites un sentir especial, muy especial ... como tú misma.

El collar de Hampstead dijo...

Desgraciadamente hay muchos cerdos como ese sueltos.
Se pasan momentos de asco,de rabia y a veces de miedo.
Imagino el cabreo de tu padre.

Un besazo,bonica.

Tracy dijo...

Según dicen eso es corriente que pase.

Isa dijo...

Hola Celia. Vaya pedazo de cerdo e indecente. Muy bien por partirle la cara. Yo además le hubiera partido los huevillos que seguro los tiene de codorniz, con todo mi respeto para las codornices.
Abrazosssssssssssssss

Rafa Hernández dijo...

Yo como no soy tan fino ni educado, voy a ser muy escueto. Era un HIJO DE LA GRANDÍSIMA PUTA, por muy santa que fuera su madre. Desgraciadamente, y esto ha sido hasta publicado en las memorias de gente famosa, muchas han pagado ese precio. Han tenido que acostarse con un cerdo, para salir a flote. Hiciste lo que debías; muy bien por ti.

Besos Celia.

chema dijo...

ante todo siento el mal rato que pasaste. hiciste bien en ponerle en su sitio, incluso le acobardaste.
tu vida de actriz seguro que ha tenido muchas historias bonitas como las que nos cuentas por aquí. quédate con eso y no con los recuerdos desagradables.
estas cosas me suben la autoestima. yo siempre he tratado y trataré a las chicas de igual a igual.
besos, guapa!

Celia Segui dijo...

Ah, sí, Rafa. Sé que en los tiempos de Hollywood muchas tuvieron que pasar por eso. Yo tuve varias historias de estas. Creo que las publicaré. Espero que esto no siga. Sé que en España hoy día quien llega en el cine o televisión no llega por eso.
Besos.

Celia Segui dijo...

Pues claro, Chema. Los cerdos de esta calaña gracias a Dios son una minoría. Yo soy fan del género masculino :)
Besos.

Rosa dijo...

Repugnante, Celia, siento que pasaras por esa experiencia.
Son asquerosos y acomplejados.
Muy bien tu reacción.

Un beso.

Macondo dijo...

Al principio he pensado que iba la cosa de ficción. ¡Qué asco!
Mejorar se ha mejorado, pero no todo lo que se debería. Todavía hay mucha diferencia entre la manera de educar al niño y a la niña. Muchas madres que quieren un novio moderno para su hija, pero el novio que va a aportar ellas a las hijas de las demás es más machista que el carcamal de su padre.
Besos.

Anónimo dijo...

Aún por desgracia de todos y todas hay tipejos de tal calaña

Y sí, hasta puede que te hagan dicho: algo harías...o darías a entender.

Me dan náuseas, y algo más

Porque el que la hace una, la hace mil...

Besitos

Pshh

Soy MaRia.

En modo spya

Muuuuuacks

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

Una experiencia puajj...Un besito, Celia

Piruja dijo...

Hola Celia, me temo que aun hoy sigue existiendo esta clase de... no se como llamarlos del asco y repugnancia que me dan, estos especímenes que creen que por tener algo de dinero, se creen con derecho a todo y en cuanto les plantas cara son una mierdecilla, una mala experiencia la que tuviste y que muchas mujeres han tenido, siguen teniendo y por desgracia seguirán teniendo, el mundo es así y tengo la esperanza que llegue un día en que el hombre vea a la mujer como una compañera y no un trozo de carne con derecho a el cuando le de la gana, me imagino la respuesta de tu padre y si lo llega a enganchar me parece que lo pone guapo.

Besos.

Juli Gan dijo...

¡Qué asco! Nunca cambiará nada si los hombres con cierto poder se creen que por tener poder pueden tener a las mujeres poniendo un precio. No es un juego de sexo, sino de poder. Pero eso no se ve.

Rosana Marti dijo...

A mi me pasó algo similar, también me ponía un piso amueblado, vendría cuando le picará el gusanito. Yo era una simple administrativa que trabajaba en la oficina. Los hombres lo intentan si cuela pues cuela. No quiero ni pensar el desengaño de tu padre con esa persona, creo que eso y el echo que se quisiera propasar con su niña uffff...mortal.

Besos preciosa!!

desafectos dijo...

Buff, vaya experiencia más desagradable, y según dices fue la primera de otras más :-( . Lo peor es que aún existen tipos así... y mujeres que aceptan y no se rebelan.

Un abrazo.

Chaly Vera dijo...

¿Y qué esperabas yendo a una boite?
¿Y que pensaba él viéndote llegar a ese lugar?
Echemosle la culpa a esos 21 años inexpertos

Mirella S. dijo...

Lamentablemente sigue habiendo tipos babosos que se tiran lances sin el permiso de la elegida. Ejercen el poder que tienen de dar oportunidades a cambio de un precio, y no en billetes.
La diferencia que noto hoy es que las mujeres se han hecho más fuertes, decididas y los denuncian.
Se da en el medio artístico, pero también en las oficinas. Cosa de cobardes.
Un abrazote con cariño, Celia, por lo de tu padre.

palomamzs dijo...

Qué asco, Celia y que mal rollo. Menudo tipejo desagradable. Se da en todos los medios pero creo que ahora las mujeres se defienden mejor. Ahora que lo de ponerte un piso, anda que no es viejo eso, rancio diría yo.

maria francisca belmonte mondejar dijo...

Hola cielo, no me extraña que hayas continuado, a pesar de tanto cerdo como hay por ahí, tu sueño has conseguido hacerlo realidad pues eres fuerte, y tu pasión y amor por el Arte, te ha mantenido siempre. Te admiro Celia, amiga.
Un besazo guapa.

Conxita Casamitjana dijo...

Desgraciadamente aún existen tipos así, no solo en la televisión o el cine, en muchos ámbitos laborales siguen habiendo impresentables que se creen que por tener poder y dinero pueden conseguir y babosear a la mujer que les apetece.

Cada vez son menos esos energúmenos y en eso ayudan los propios hombres que son capaces de no reír ese tipo de "gracias"y las mujeres que decimos basta.

Bien por ti Celia por pararle los pies.
Un beso guapa

Mara dijo...

Quiero confiar en que las cosas han cambiado. Un beso.

Carmen Silza dijo...

Ese tipo de hombres me dan nauseas, oh!, que horror.
Y todavía existen, y peores que esos, esos por lo menos te ponen una casa, jajajaja, que asco Celia.
Un abrazo de buenas noches aquí en España.
Besosssss! tambien, cielo.

Anónimo dijo...

Esos viejos nunca faltan, aquí y en China, creen que lo pueden tener todo y yo no se como tienen valor para hacer esas cosas, como dicen en otros comentarios más arriba no tienen dignidad o yo que se.

En fin, lo bueno que le diste su merecido :D

Saludos!!!

Nota: Soy Avecilla pero me dio flojerita entrar con mi cuenta

Jo dijo...

me acordé de algo muy desagradable... je y si a veces pasa que uno ingenua o perdida aparentemente alguien como una bestia creerá que accedes por ignorante o miedosa...

:( que horror.

Aprendemos con mamá dijo...

Hay mucho machismo, y hay demasiados trabajos en los que quieren ganarse a las mujeres así y ellas van a trabajar no ha saciar los deseos de nadie.

La utopía de Irma dijo...

Algo posiblemente si ha cambiado, pero teniendo en cuenta que estamos en el siglo XXI me atrevería a decir que poco. Siguen muriendo mujeres a manos de sus parejas, ex, o lo que sean o hayan sido, sigue habiendo guerras donde las niñas son maltratadas, violadas y asesinadas, sigue habiendo babosos que piensan que el dinero lo compra todo.

Me da mucho asco la doble moral que hay en este mundo.

Besines utópicos, Irma.-

Antony G. Martínez dijo...

Vaya, vaya...
La vida de los actores está repleta de anécdotas. Y encima son aventuras super interesantes, de esas que salen en las novelas de Benito Pérez Galdós.

Siempre me pareciste tan interesante... Por eso de ser una mujer avanzada e independiente durante aquella época.

El tipo se lo tuvo bien merecido. Ahí me gusta, Celia, que saques tu lado más violento. ;)

lopillas dijo...

Agggggg menuda situación. Me estoy acordando de las palabras de Trump sobre las mujeres y me pongo más que mala. Haberlos haylos.
Besitos artista!

Amapola Azzul dijo...

Hola Celia. No siemore tengo acceso a los que tenéis G+. Por esto comento más espacuado a los que tenéis bloggler ahí.

Siento mucho lo que te pasó. Aunque creo que has hecho bien en contarlo como una especie de catarsis.


Un gran abrazo para ti.
Espero que cada día , esas cosas ocurran menos.



Amapola Azzul dijo...

O mejor dicho , que no ocurran más.,

Amapola Azzul dijo...

La verdad es que es triste y nuseabundo.

Cabrónidas dijo...

Esa clase de personas son despreciables, indistintamente de su sexo.

Erika Martin dijo...

Hola Celia,
vaya experiencia más desagradable y violenta. Me temo que esto sigue ocurriendo y apuesto que más a menudo de lo que creemos. Lo que pasa que una suele callarse y dejarlo pasar si el "jeta" no vuelve a insistir. Al menos ahora sabemos que es acoso y que es denunciable ;)
Un besote

la MaLquEridA dijo...

Un asco de tipo.


Beso

Opiniones incorrectas dijo...

Qué asco y lo peor es que hasta hace nada cualquiera se hubiera escandalizado al tildar de acoso algo así... como el cerdo de Trump...

Blanca Lafarga dijo...

No hace tanto tiempo de todo esto!! hemos mejorado pero falta mucho.
Un beso.

Publicar un comentario