""
Bienvenido al blog de Celia Seguí
RSS

domingo, 11 de septiembre de 2016

El suplicio de quedar con un austriaco (Vivir en Austria)



Escucho la conversación por móvil  de una chica en la calle. En una mano sujeta el móvil, en la otra su Terminkalender: " Puedo el  28 de julio por la mañana, el  1 de agosto por la tarde a partir de las siete, el 18 de agosto a las cinco...". 

El Terminkalender no es otra cosa que la  agenda. Sin ella la vida en este país ( y me consta que en Suiza y Alemania también) es muy difícil por no decir imposible.


Hasta llegar aquí, mi única agenda era la laboral y jamás la llevaba a casa. Aquí, si quieres quedar con alguien tienes que tener un Terminkalender, o eso o  una memoria de elefante y no es mi caso.

Los vieneses, hablo de lo que conozco, ocupan casi todo su tiempo libre en quedadas y otras actividades y lo programan todo con muchísima antelación. Es casi imposible conseguir una entrada para el teatro o un concierto si no es con dos meses de antelación. Igual de difícil es conseguir que te encuentren un hueco en su agenda. Y esto es muy frustrante.

Mi horario laboral es muy desigual, lo mismo trabajo hasta las dos que hasta las siete que hasta las doce de la noche y no puedo saberlo con demasiada antelación. Por otro lado yo no puedo saber en agosto si el segundo jueves de noviembre me va a apetecer salir, ni si para cuando quede voy a tener ganas de contarles nada, además lo que uno tiene que decir a los dos meses igual ya no está de actualidad. 

Solía ir con una amiga a los estrenos teatrales,  hasta que una vez me pidió en enero que le dijera si podía no sé qué día de junio y como me negué y le expliqué que no sabía qué iba a ser de mí en junio,  nunca más me volvió a preguntar.


Antes de verano estuve cuatro meses sin poder quedar con nadie, por mucho que lo intentara.

Detesto no poder ver a la gente cuando me apetece verla. Creo que estoy tirando la toalla y cada vez me apetece menos llamar a nadie. ¿Para qué? 

Sé que hay tres personas con las que puedo contar, pero aun así, no pueden remediar su cultura y dos de ellas se han criado con el Terminkalender.

Y hay días, como hoy, en los que me asfixio y ya no soporto ni ver la tele en alemán y solo me apetece escapar de esta cultura cuadriculada y tan falta de espontaneidad que está acabando con mi vitalidad. Y entonces me voy a la calle y paseo sin rumbo y sigo preguntándome qué puedo hacer para estar mejor, solo que hasta ahora no he encontrado la respuesta. Porque ya he intentado tantas cosas (también con españoles)  y todas han fallado... Quizá sea solo una mala época demasiado larga...




46 comentarios:

Lapiz Pluma dijo...

¡Ánimo, hermosa! Yo creo que aparte de ser algo cultural, tú por tu trabajo no sabes cuándo vas a tener tiempo a tu disposición y eso condiciona para ciertas cosas. Yo que soy bastante culo inquieto y tengo siempre mil cosas para hacer, me ayuda el tener una agenda.
Repatea mucho necesitar quedar y que por lo que sea no se pueda... :s.
¿Has pensado en hacer algún curso de algo que te interese? Quizás puedas tener un horario "fijo" un par de meses.
Si necesitas algo, escríbeme sin dudarlo ;)
Un besazo

Chaly Vera dijo...

Me imagino que por estos lares también debe haber gente amarrada a su agenda, yo y otros felices mortales nunca la hemos usado y ojala nunca la use. Una vez un ingles criticaba nuestra manera de vida despreocupada, yo le replique que no eramos robots como en su tierra.

Besos

Macondo dijo...

Yo llevo una agenda meticulosa, pero solo para el trabajo. Fuera de él voy a lo que sale sobre la marcha.
¿Los españoles que conoces están austriacados?
Besos.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

Nunca la he utilizado en mi vida personal

Celia Segui dijo...

Acaba austriaquizándose hasta cierto punto todo Dios, Chema. Me refiero a los que tenemos amigos austriacos. Hay españoles que solo se relacionan con españoles, yo siempre he intentando evitar esto por no acabar viviendo en un ghetto.
-Gracias, Lapiz y Pluma. Hay días en que se me hace muy duro. Eso es todo.
Besos a todos y gracias.

Alfred dijo...

Que horror!!!
Besos.

Juli Gan dijo...

Ostras. ¿Planificar el tiempo libre con meses de antelación y reserva de entradas meses antes? Bueno, esto último puedo entenderlo, pero es un engorro. Algo habrá que sea parecido al libre albedrío, ¿No? Ánimo...entre 21:02 y 23:47.

Marta B dijo...

ufff, que estres! mira que a mi me gusta planificar, pero no con dos meses de antelacion jejeje

animo, guapa!!

Marcos dijo...

Nosotros somos del "pensat y fet", y me rio yo de esas otras culturas. Unos amigos mios se fueron unas vacaciones por el norte de España sin haber reservado hoteles. A eso no me arriesgaría nunca porque una vez tuvimos una mala experiencia limosneando una cama de pueblo en pueblo, porque descionocía que justamente se habia levantado la veda de caza, y estaba todo lleno, ya de madrugada nos cedió un cazador, guiñandome un ojo, su habitación, porque creo penso era un ligue mi esposa.

chema dijo...

yo odio cuando propones una quedada y todos empiezan a decir que tienen otros compromisos para hacerse los interesantes...
pero peor es que "te den cita" para varios meses más tarde, como en la seguridad social. es lo que tú dices, lo que tienes que contar en este momento, dentro de dos meses ya será agua pasada.

lavelablanca dijo...

¡Vaya, Celia!

Fíjate, la bitácora nos sirve para quedar a la tarde, hacia las siete (pues hace algo de calor), a dar un paseo por Fuentes Blancas, junto al río, hasta la presa del camping. Después, a la bajada, con el sol metiéndose, podemos parar a tomar una ensalada (con otra cosa que prefiramos) en la terraza de las Veguillas, bajo los árboles.

Abrazos.

Ignacio

El collar de Hampstead dijo...

Ufff no puedo yo con tanta cuadriculación...me parece insufrible y agobiante.
A ver si te cruzas con algún alma más espontánea y mediterránea que no tenga agenda!

Besos y ánimo!

Celia Segui dijo...

Gracias, Ignacio. Eso suena fenomenal :)

Tengo un alma espontánea y mediterránea, pero es la única, las otras me salieron rana, Carmen.

El problema añadido es que la mayoría de los austriacos que yo conozco no paran, parece que les dé miedo el recogimiento y no paren nunca por casa. Creo que es una huida de sí mismos.
Gracias y besos a todos.

El primo del Chicodelaconsuelo dijo...

Pues un sitio donde me será dificil vivir.
1 Siempre llego tarde
2 No llevo agenda
3 Y cuando la llevo la cambio 20 veces.

Apañao voy!!
Animos!!

Mi Álter Ego dijo...

Pues pienso que en España no andamos tan lejos de eso. Para quedar con mis amigas a tomar un café hay que empezar a intercambiar mails un mes antes. Ayyyy, cómo echo de menos la "inmediatez" de los encuentros uruguayos. Jajajaja. Besotes!!!

Anónimo dijo...

Pues recién te descubro y te seguiré visitando.
He leído (y reído con) varias entradas tuyas y te escribo en esta para decirte que no te desanimes, emigrar es muy difícil, y para mí al menos, lo más duro ha sido la soledad y lo difícil que es crearte amistades sólidas en esas circunstancias, ¡y mira que hace ya mucho que dejé mi país!
Qué bueno que escribes este blog, con esto seguro también crearás al menos montones de buena vibra.
Yo te escribo muy agradecida del buen rato que pasé leyéndote.
Oana Nim

Celia Segui dijo...

Mil gracias, Oana. Tus palabra me alegran. En efecto, es muy difícil esto de la emigración. Yo ya llevo casi siete años y si bien ha habido tiempos mejores, tengo recaídas.
Un abrazo.

-Álter, pues yo en España ese problema nunca lo he vivido de forma tan acuciante.
BEsos

Enrique Tarragó Freixes dijo...

celia, querida amiga, tú eres muy especial, latina, guapa, artista y joven, pero sobre todo latina. Tu ingenio les puede, seguro que haces lo imposible para conseguirlo, no obstante y como decía mi Madre, si alguien te quiere ya te lo dirá, no te preocupes mucho por ello, pero si quieres a alguien lánzate a por ella como si fueras un felino. La vida es así, amiga Celia, en Viena, en Moscú, en Madrid y en Lanzarote, solo que en algunos sitios hace más frío que en otros.
Animo, tú vales mucho seguro que hay cien corazones en tu camino para poder escoger ... solo se trata de dejarse ver y ser vista aunque lo mejor, siempre, en soledad.
Un abrazo

Celia Segui dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Celia Segui dijo...

Gracias por los piropos, Enrique, eres un cielo.
No sé si te he entendido mal. En mi caso no se trata de buscar pareja, ya la tengo, se trata de amistades. De tener una vida social positiva.
Un abrazo.

palomamzs dijo...

Uf, Celia, qué pesadilla que sean tan cuadriculados. Yo odio hacer planes, con lo bueno que es quedar sobre la marcha, a lo que vaya saliendo. Pero alguna ventaja tendrá, el aprovechar mejor el tiempo o algo así. Paciencia y no desesperes.

Stinfalus Avechuchus dijo...

Eso suena difícil, como dices que tal que para cuando se llegue la fecha ya no tienes ganas o yo que se, si hay veces que cancelo planes al día siguiente o a veces hasta horas antes porque ya no tengo ganas, ya me imagino con meses de antelación.

Saludos!!

Celia Segui dijo...

-Pues yo no le veo ninguna ventaja, Paloma. Yo soy de salir cuando me apetece, no de tener todo mi tiempo libre estipulado. ¿Qué tiempo libre es ese? A mí me provoca asfixia.

BEsos a todos.

Carmela dijo...

Te mando un cálido abrazo, Celia y si pudiera quedaría contigo en una playa para pasear y charlar.
Besos

Celia Segui dijo...

Gracias, Carmela, eso sería maravilloso.
Muchos besos.

Carmen Silza dijo...

Hago mío este relato, porque aunque no estoy en Austria, tengo mi agenda a tope, entre los médicos de mi madre y más, no doy a basto, sin ella no me arreglaría, y por si no tuviese bastante, me ayudo tambien con el teléfono, por si acaso. Un placer leerte Celia. Un beso de buena noche.

Manuel dijo...

Ánimo Celia, y te comprendo ya que para mi también sería difícil vivir con gentes tan cuadriculadas. Yo siempre he usado una "minitermin", pero sólo y exclusivamente para el trabajo. Jamás he visto quedar con tanta antelación, para hablar. ¿de qué?; lo mismo lo hacen para concertar otra quedada, y así sucesivamente.
Un beso, y lo dicho, mucho ánimo

unjubilado dijo...

Nunca he tenido agenda, excepto en el trabajo.
Las cosas relativamente importantes las anoto en calendarios grandes donde hago un recuadro en el día señalado poniendo algo que me recuerde lo que debo de hacer.
Besos

Tracy dijo...

No creas, por aquí cada día nos vamos pareciendo más a los centreuropeos en eso.

Hola, me llamo Julio David dijo...

No conozco a ni una persona de mi entorno que tenga una agenda programada para guiarse y estructurarse, con rigor, por la vida. Es una locura. Puede que tú seas de las pocas personas cuerdas en Austria jaja

Más saludos!

Celia Segui dijo...

Imitamos todo lo malo, Tracy.

Gracias a todos.

Noa dijo...

Ostras, yo no tenía ni idea... . Bueno saberlo, ¿sabes? Porque yo soy de esas personas que de vez en cuando están tan ocultas que las personas seguramente se rendirán de quedar conmigo también. En parte es, porque me pasa un poco lo que te sucede a ti.

Cuándo estoy libre y tengo ganas de ver a alguien, nadie puede nunca. Termino deprimida creyendo que estoy sola en el mundo sólo porque ha dado la casualidad de que nadie puede quedar cuándo yo sí puedo, y después, en los próximos días si me preguntan de quedar a lo mejor he encontrado entretenimiento a mi manera y no me apetece.

Creo que los únicos años que me volví extrañamente perfeccionista en todo... sobretodo con mi agenda, llegué a ser asquerosamente apática.
Supongo que como siempre no hay que llevar todo a los extremos y fluir más.

Un besote amor,

Noa

Rosana Marti dijo...

A mi las cosas programadas no me gustan, porque soy muy espontánea y eso en mi caso no va conmigo. Nada más de leerte me ha dado un estrés ufffff. Yo no uso agenda ni falta que me hace.

Besitos guapa.

Mirella S. dijo...

Cuadricularse la vida y tratar de meter en cada cuadradito docenas de actividades para no perderse nada... es tan poco latino.
Será que para nosotros primero están las amistades, improvisar, llamar por teléfono y decir sin previo aviso ¿vamos a tomar un café? no sabés lo que me pasó esta mañana.
La organización es buena para no desbolarse, pero a ese extremo...
Hiciste bien en descargarte, Celia, supongo que ha de ser frustrante esperar dos meses para ver a alguien a quien aprecias. Mucho ánimo y un montón de besos.

MaRía dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
MaRía dijo...

La agenda para el trabajó
Luego, chau....programación

Si algo me conoces,

Soy impulsiva, y terca, y gallega... Así no se disfruta igual!!!

No sé como es su carácter, pero te digo. Que siempre que viajo sola hablo con muchos desconocidos, ya se no es lo mismo que vivir ahí,

Al igual que Carmela te invitaría a mi pueblo, mar asegurado :-)


Besito

Celia Segui dijo...

Jajaja, pues ya iré, María, gracias por la invitación. Yo no soy de hablar con desconocidos, soy una mezcla de extro e intro y muy impulsiva, demasiado, como tú ;) y bastante casera, la verdad.
Pero esto de aquí es excesivo.

Muchas gracias por los ánimos, chicas. Va a días. Hay días que es como si me pusieran una soga al cuello y no puediera respirar.
Besos

Holden dijo...

Jope Celia, claro que es una mala racha. Las rachas malas siempre parecen largas cuando una está inmersa en ellas pero ya verás como pronto ves la luz al final del túnel.

¿Sabes que yo también uso una agenda para quedar? Basicamente por que tengo una memoria de mierda jajaja

Unknown dijo...

Celiaaaa que locura!, leo tu post porque VAYA A SABER DIOSSSS has quedao como pagina predeterminada en mi pc de trabajo, y estoy en ARGENTINA!!!...ok mi reina...NO TE PREOCUPES...leía la odisea y pensaba en mi madre, quien quiere q le programe sus visitas a casa con tanta antelación como los vieneses, podriamos enviarte a la viejecita para alli, y tu te vienes a casa,CUANDO TE PLAZCA y te comes un rico asado!...ajajaaj Vamos muchacha...que esta bien acompañada y piropeada en este BLOG...x lo que he leído!

Celia Segui dijo...

Qué???? Que he quedado como página predeterminada en tu pc???? Y eso cómo puede ser?? Madre mía , esto me está empezando a dar miedo, he visto algo mío también en la página de un señor de internet que no conozco de nada, vaya tela. Bueno, menos mal que eres majo o maja, yo no he hecho nada, te lo juro.
Gracias por tu gracioso email y espero que me puedas sacar de tu ordenador, jajajajaj.
Un abrazo desde Viena!

Conxita Casamitjana dijo...

Celia tiene que ser complicado porque estoy contigu, soy incapaz de saber si me apetecerá quedar con alguien de aquí a dos meses, las coses son más espontáneas però supongo que como tú dices es cuestión de cultura y ellos deben decir pestes de nuestra improvisación.
Un beso guapa y muchos ánimos en esos días más rarillos

Lola dijo...

Que pena Celia , yo en Italia no tengo este problema ( tengo otros !!) porque son. Latinos como nosotros... Però tambien me encuentro "sola" creo que son temporadas, nuestras hormonas y El tiempo que pasa que te hace mas ver las cosas con otro punto de vista que antes ni te planteabas.... Ánimo, pasará ...tu vitaidad ha sido siempre tu fuerza.
Un abbraccio ❤️
Lola

Rafa Hernández dijo...

Son malas rachas, y situaciones que van y vienen, y más viviendo uno en una país que no es el suyo. Pero como dice ahora mucha gente; "es lo que hay". Yo soy muy meticuloso, para muchas cosas, y ya me he dado cuenta, que mientras más programas las cosas, peor salen. Como creo que ha sido Carmen la que lo ha comentado, yo lo único que tengo programado, y anotado en la agenda, para que no se me olviden, son las consultas médicas, que tengo un montón. Ya hace meses, que tengo citas, para el año que viene.

Besos Celia.

Rosa dijo...

Sí, te entiendo, es una lata tanta programación.
Programar la agenda de trabajo o reuniones, pero juntarse con tus amigos es otra cosa, y es muy importante. Generalmente sí lo puedo hacer y, en el caso de no poder, nos llamamos, siempre estamos en contacto.
Demasiado programar, te entiendo.

Un beso, Celia, y ¡ánimo!

MI PADRE ES GUAPO Y MI MADRE ES LISTA - Blog para Padres Inquietos dijo...

Ains, qué ha sido del carpe diem!
Cuanto más culta es la sociedad más organizada se vuelve. Mira la gente del campo ... hace planes según el clima, organiza cosas sin planificación, vas a su casa y siempre hay un café-bizcocho-cena improvisada ... Yo cada vez pienso que estamos perdiendo la esencia humana y social. Una pena!
Pero claro es el precio a pagar por el avance de la sociedad.

Isa dijo...

Hola Celia guapa. Seguro que pasará.
No sabía yo que fueran tan meticulosos por esos lares. Tal vez los españoles somos más desinhibidos porque lo mamamos desde pequeños. Vaya que están programados como los robot. Yo no suelo programar nada y me va bien. Cada día es distinto.
Abrazossssssssssssssssssssssssssss sin programar :-)

Publicar un comentario