""
Bienvenido al blog de Celia Seguí
RSS

viernes, 22 de julio de 2016

Los nervios nunca traen nada bueno (Paridas / Sketch humor)




Sigo en semipausa. Como ya van varios de estos, además de paridas abro apartado de sketches de humor para ordenar esto un poco. 

Un hombre de unos veinte y pocos años y una mujer de unos cuarenta y tantos, sentados el uno al lado del otro viajan en el tren de las 16.30 horas rumbo a Madrid.

Hombre— Disculpe, ¿tiene hora?
Mujer— Sí, pero no se la pienso dar.
Hombre—Anda, ¿y eso por qué?
Mujer—Hay dos motivos fundamentales: el primero, que una no va dando cosas al primer desconocido que se encuentra; el segundo, porque ir pendiente de la hora estresa. Relájese, ya llegaremos.
Hombre—Pero es que necesito saber la hora porque llego tarde a la cita con mi novia.
Mujer—Pues si ya llega tarde razón de más para no preocuparse.
Hombre—Llevo un día espantoso. La reunión en el trabajo se ha alargado más de la cuenta, con los nervios me he dejado el móvil en la sala de juntas y necesito llamar a mi novia para avisarla.
Mujer—Entiendo, pero para eso no se necesita la hora, lo que se necesita es un móvil.
Hombre—¿Me haría el favor de dejarme su móvil un momento?
Mujer—Una ya ha vivido lo suficiente para saber que no se deja algo tan personal y con tantos datos privados a cualquier desconocido.
Hombre—Pero si no se lo puedo robar. Estamos en un tren en marcha.
Mujer—¿Me trata usted como a una idiota diciéndome obviedades y aún quiere que le haga un favor?
Hombre—Déjelo. ¡Gracias  por nada!

(La mujer mira por la ventanilla)

Mujer—Me da usted pena. ¿A qué hora había quedado con su novia?
Hombre—A las cinco. Pero he perdido el tren anterior.
Mujer—Pues entonces es obvio que llegará usted con una hora de retraso. No hay que ser muy listo.
Hombre—Bueno, vale, pero tendría que llamarla.
Mujer—Ya le he dicho que no pienso dejar mi móvil a un desconocido, pero una cosa sí puedo hacer por usted: llamarla yo.
Hombre—Bueno, pues si me hace el favor…
Mujer—¿Me da usted el número?
Hombre—658015932
Mujer—¿Y se llama?
Hombre—Rosa.
Mujer—¿Rosa? … Hola.
Rosa—Sí , soy yo. ¿Quién habla?
Mujer—Eso no es de su incumbencia. La llamo para decirle que su novio llegará una hora tarde.
Hombre—(susurrando) ¡Gracias!
Rosa—¿Por qué motivo?
Mujer—Piense, piense. Pensando se nos pasa el tiempo a todos antes.
Hombre—(confuso) ¿Cómo? ¿Qué le ha dicho Rosa?
Rosa—¿Y cómo es que no me llama él?
Mujer—No puede.
Rosa—Oiga, ¿quién es usted? ¿Está él ahí?
Mujer—Por supuesto.
Rosa—Dígale que se ponga, por favor.
Mujer—No quiero.
Rosa—Dios mío, no. No puede ser. (Lloriquea) ¿Estáis juntos???…  ¡¿Dime que no es cierto?!
Mujer—Pues sí, ya le he dicho que está aquí conmigo. Si le consuela le diré que mi ex también solía salir tarde de la oficina…
Hombre—¿Pero qué…?
Rosa—¡Pues dile a ese cerdo que hemos acabado! ¡Y tú, cerda…!!!! 

(La mujer cuelga).

Mujer—Asunto arreglado. Se acabó la angustia para ambos. Ya no le está esperando.
Hombre—¿Cómo??? ¿Pero qué ha dicho? ¿Por qué gritaba. Está muy enfadada, no?
Mujer—Oiga,  no le he dicho nada que no fuera verdad. Sus problemas no son de mi incumbencia. Está usted abusando de mí.
Hombre—Pero yo solo quiero saber dónde voy ahora.

(El tren para).

Mujer—Es usted un inmaduro… Ya hemos llegado. ¿Lo ve? ¿Qué necesidad tenía  de molestarme preguntándome la hora? De no haber preguntado su novia aún le estaría esperando.
Hombre—…
Mujer—Tiene usted que aprender a tomar la vida como viene. Los nervios nunca traen nada bueno. Buenas tardes, muchacho.

©2016





46 comentarios:

El collar de Hampstead dijo...

Jajajjaja qué "maja" la mujer...
Con su método tan didáctico!

Besos sin teléfono!
Buen fin de semana,guapetona.

Mirella S. dijo...

¡Muy bueno, Celia! Humor agudo y ácido, me hace acordar al estilo de un humorista argentino, Verdaguer. Lo veía por TV cuando era chica y no lo entendía. Pero a veces pasan sus sketches por un canal de programas viejos y me encanta.
Besotes, guapa.

Celia Segui dijo...

Gracias, chicas. Ah, pues lo voy a buscar, Mirella. A ver si encuentro algo suyo. Me interesaría verlo.
Besos a las dos y gracias.

Celia Segui dijo...

Lo encontré!!! Mañana me veo sus sketches! Gracias :)

unjubilado dijo...

¡Pero que malas sois las mujeres!
Besos

Chaly Vera dijo...

Jajaja ¡que vieja más mala!

Besos

Macondo dijo...

De parida nada, Celia. Me parece buenísimo. Aunque conocí poco la revista, me ha resultado genuino humor de La Codorniz.
Besos.

la MaLquEridA dijo...

Pobre hombre se quedó sin hora y sin novia.

Un abrazo

Hola, me llamo Julio David dijo...

De ser yo, y luego del problema en que me metió, de alguna manera me las hubiera arreglado para tirarla por la ventana del tren. Qué odio gratuito se gana la susodicha esa! jaja

Más saludos!

Carmela dijo...

Más le valía haberse quedado calladito jajajaja la verdad es que como dice Macondo, recuerda al humos de la Codorniz.
Un abrazo, Celia!!

Marcos dijo...

Chapeau a tu imaginación, pero me dás miedo, pienso que si tu fueras la mujer del tren, serías capaz de mantener real esa misma conversación, con gran jolgorio interior, y desasosiego de tu victima.

Marigem Saldelapuro dijo...

Jajajaja, qué bueno!!!! Y lo peor es que hay gente así, quizás no tan extremo pero del estilo.
Me ha encantado, ya sabes que estoy muy enganchada a esta sección.
Besos.

Celia Segui dijo...

-No, Marcos, esto es pura ficción. Yo no soy tan mala, jajaja.

-Charly, ¿Cómo que vieja???? Yo tengo más edad que ella y nos llamas viejas??? Te perseguiré con una escoba hasta los confines del universo.

-Chema y Carmela, no conozco esa revista, gracias, voy a ver si la encuentro.
Besos a todos y feliz sábado.

Rosana Marti dijo...

Muy aguda la mujer, a veces mejor no pedir ayuda porque se acaba liando el tema, a las pruebas me remito. Muy bueno Celia como siempre un gustazo leer tus publicaciones.

Besos y feliz fin de semana:))

MuCha dijo...

Con el encanto de siempre escribes lo que nadie hace
muy bueno

Celia Segui dijo...

Mil gracias, Mucha y Rosana.

Toro, leches! :P

Besos a todos.

Marcos dijo...

Que recuerdos de la Codorniz. El que no la recuerdes confima que eres una "bebita".

Alfred dijo...

Celia! No te imaginaba con ese comportamiento para con un pobre y desesperado amante que llega tarde a una cita.
;)
Besos.

Celia Segui dijo...

Jajaja, al final voy a ser yo el hombre.

Marcos, sí , soy una bebita de casi 51 años :P
Besos a todos.

X dijo...


Ommmmmmmmmmmmmmm...
Ommmmmmmmmmmmmmm...
Ommmmmmmmmmmmmmm...
Ommmmmmmmmmmmmmmmmm... :P

Jejeje... ;)

Un beso y un cálido abrazo!

:)

Ann dijo...

Jajaja qué mala leche

Estoy entre paginas dijo...

Celia siempre me sacas una sonrisa;)

lopillas dijo...

Pelín retorcidilla la susodicha. Tus sketchs siempre los visualizo en un teatro :)
Besitos!

Nefertiti Munguia Triana dijo...

jajajajaja espero nunca encontrarme con gente así en el transporte (ni como ella, ni como el) aunque si me ha pasado que me piden mi teléfono dizque para emergencias, pero siempre me niego porque el teléfono no se presta.

Saludos!!

Tracy dijo...

Jajajaja anda que lo arregló.

Tracy dijo...

Jajajaja anda que lo arregló.

Blanca Lafarga dijo...

Esas mujeres!!!...
Un beso.

palomamzs dijo...

Se lo merece, por plasta y por tardón, jajaja. Ya encontrará la novia otro mejor.

Tania (Sevilla desde La Giralda) dijo...

Jajaja, qué ocurrencias tienes Celia.

¡Feiz domingo!

Un abrazo

Tania (Sevilla desde La Giralda) dijo...

Jajaja, qué ocurrencias tienes Celia.

¡Feiz domingo!

Un abrazo

desdelaterraza-viajaralahistoria dijo...

Je, je... Pues que siga tan inspirado en esta semipausa veraniega.
Un saludo.

Salamandra dijo...

jajaja me desorino toaaaa

f dijo...

pues una lección de humor y de sabiduría zen...
je!

Julia dijo...

Muy bueno. Felicidades por tu bloc, ha sido un regalo poder visitarlo.
elracodeldetall.blogspot.com

Juli Gan dijo...

Ohg, qué destrossahogares, pol dioh!

Piruli dijo...

Espero no toparme en la vida con personas como las que salen en tus sketches de humor porque las que lían con simples preguntas, que si te deja la novia, que si necesitas un psicólogo jajajaj
Que digo yo que mejor hubiese llamado de cabina. Y lo que me sorprende es que aún se supiese su número jajajaj
Besos

La utopía de Irma dijo...

¿Quién tiene hora?

Besines utópicos, Irma.-

Ilduara dijo...

Me parece buenísimooooooo

Rosa dijo...

Jajaja, es buenísimo, como el "humor del absurdo" que es tan acertado tantas veces ...

Un beso, Celia.
:)

Jo dijo...

jeje por el amor hay que ayudar a los prójimos... aunque sean hombres como ese jeje


besos celia

Holden dijo...

Jajajaja menuda lianta de mujer xD Aunque tiene mucha razón en su moraleja, los nervios no traen nada bueno nunca y quizá si fueramos plenamente conscientes de eso nos iría mucho mejor a todos. ¡Un beso!

Marina-Emer dijo...

En un tren puede pasar cualquier cosa ...hasta que los pasajeros se enamoren ...es peligroso sentarse de frente en el mismo departamento...lo se por experiencia.Creo aun tener alguna carta del viajero.
GRACIAS POR TU COMENTARIO
Abrazos

Celia Segui dijo...

Gracias a todos y todas.
Besos

Madreselva dijo...

Genial tu sketch. Humor con filosofía.
Me ha gustado mucho.
Abracitos y saludos

Erika Martin dijo...

qué tía más bruja jajaja el caso es que no dijo nada que no fuera cierto pero ...
genial el sketch, me ha encantado.
Un besazo

Manuel dijo...

Enhorabuena, Celia. Es buenísimo.
Besos.

Publicar un comentario