""
Bienvenido al blog de Celia Seguí
RSS

domingo, 31 de julio de 2016

"Gospeleando" en Notting Hill ( Anécdotas)




Una joven fuma sentada en el alféizar de la ventana de su apartamento, con  las piernas fuera,  colgando en la fachada. El sonido estereofónico de un tango estremece la calle, tras la ventana abierta una pareja de enamorados baila sensualmente abrazada, ajenos al mundo. Una calle más allá palpita Portobello Road cuyas tiendas y locales pintorescos me gusta visitar entre semana, cuando apenas hay turismo. Es el Londres de los años noventa, es Notting Hill Gate, el barrio en el que vivo, años antes de la famosa película. Es un lugar adorable donde conviven lujo y bohemia en apenas unas calles.

En  la bifurcación entre Kensington Park Road y mi calle se alza el Kensington Temple, una iglesia de Góspel y cada vez que paso por ella y oigo los cánticos, vuelo. Tengo que entrar, tengo que entrar pero llego cansada del trabajo y paso de largo. 

Un domingo por la mañana, mi amiga Fanny  y yo salimos con la intención de pasar el día en Candem Town cuando a pocos metros de la iglesia un estallido de voces entusiasmadas nos hicieron cambiar de opinión. Paramos en seco. Nos miramos. Y en silenciosa complicidad resolvimos que aquella vez no lo íbamos a dejar pasar.

La planta baja estaba abarrotada. A la izquierda había unas escaleras llenas de gente. Con la campanilla a punto de darnos un petardazo enfilamos hacia arriba entre palmas y cánticos .  A pesar del lleno, encontramos un hueco junto a la barandilla, el mejor sitio, directo sobre el altar. Qué fortuna la nuestra. Cantamos y cantamos y cantamos hasta que se acabó la canción y empezó el show.

El reverendo, un negro alto y bien parecido vestido con un traje blanco empezó el sermón. La gente levantaba los brazos, miraban al techo con los ojos en blanco. "Repeat with me: Jesus loves me!!!" , y los  zombis abajo y arriba gritaban: "Oh yes, Jesus loves me!!!!" "Yes, Jesus loves meeee!!!!" "Yes, yes, yes, he loves me!!!!!". Acojonadas, nos miramos. Estábamos a punto de retroceder cuando el reverendo se da la vuelta, levanta la cara hacia la grada y grita:" !Jesus loves me!!!!!! ".  Y nosotras, confusas, levantamos las manos y uniéndonos al griterío general  gritamos "!Jesus loves me!!!". Y entonces el hombre dejó de hablar. Y nos miró. A nosotras dos, por increíble que parezca. O el hombre conocía a toda la congregación de fieles o teníamos una pinta de guiris que pa qué. Nos señaló y gritó: "!Hermanos, demos la bienvenida a nuestras nuevas hermanas!". Cágate lorito. Me empezaron a temblar las piernas. El gentío empezó a gritar: "Welcome sisters! " y Fanny   y yo saludamos como el Papa. Pero no contento con esto, siguió: "Sisters, repeat with me: the Lord is my shephard!!!" y como yo acababa de dejar el teatro me dije "from lost to the river", puse los ojos en blanco, alcé los brazos, Fanny me siguió y ambas gritamos: "The Lord is my shepard!!!" y el resto del fieles se unieron, y Fanny y yo nos miramos cagadas y nos dijimos: "estamos atrapadas en una secta..."  

Aprovechamos la enajenación general para ir dando pasitos hacia atrás hasta llegar al pasillo y una vez ahí corrímos como alma que lleva el diablo. A partir de este día, cada vez que pasaba por la iglesia y veía gente congregada fuera,  cruzaba de acera.

Fotos del Kensington Temple:



Mi calle era la de la izquierda

Algunos fanáticos enloquecidos. (Fotos de internet)


Las víctimas en aquella época.






45 comentarios:

Inma_Luna dijo...

Me pasa eso y uff tipo avestruz...aparte de rodearme todo el país si hace falta para no volver a pasar por ahi...
Besitos muchos

Toni Almagro dijo...

Ja, ja, ja,...hay que ver Celia como cambiaste de aptitud de un momento a otro, que bueno.
Un beso...Adeu!!

Estoy entre paginas dijo...

Jajajaj Celia, que risas me haces dar ;)

El collar de Hampstead dijo...

Jjajajajajaj os imagino corriendo a toda mecha jajjaja

Estás muy guapa
; )

Ay Londres de aquellos años a ahora...menudo cambio! está llenito de turistas fotografiando magdalenas,digo cupcakes...

Besos gospelera!

Julia dijo...

Qué divertido lo que os pasó, pero el Gospel a mí también me llama mucho la atención, tuve lamerte de asistir en Nueva York a una misa y me encanto.
Felicidades por tu bloc, ha sido un regalo poder visitarlo.
elracodeldetall.blogspot.com

Eva Fraile dijo...

¡Hola! ツ ¿Qué tal se ha portado julio? Soy nueva en tu blog y te acabo de seguir...no sabes cuánto me gustaría tenerte de vuelta *.*

Me parece muy curioso todo lo que he leído por aquí. Es diferente. Gracias.

Abrazos desde La Reina Lectora ❤

Rosa dijo...

Madre mía, qué ímpetu de comunidad, jajaja, no me extraña que marcharáis corriendo...
De traca...
Me he reído mucho imaginándolo ...

Un beso, Celia.

Rosa dijo...

Madre mía, qué ímpetu de comunidad, jajaja, no me extraña que marcharáis corriendo...
De traca...
Me he reído mucho imaginándolo ...

Un beso, Celia.

Carmela dijo...

jajaaja Celia, la verdad es que ha habido un momento en la que he sentido un cierto acojo.. y me preguntaba como acabaría todo, pero ya he visto como salisteis por piernas, jajaja
Estás muy guapa en la foto con tu amiga.
Un beso.

Macondo dijo...

Cuando estuve en Nueva York (2002) me encantó una iglesia parecida. Era una visita organizada. Para empezar el edificio estaba pintado a rayas de colores. Dentro todo era brincos y aleluyas de alegría, al contagioso ritmo que solo tiene esa gente. Nada que ver su interpretación de la religión con nuestro morbo.
Besos.

Celia Segui dijo...

Sí, Chema, las hay geniales, pero esto era sectario, estaban abducidos, daba miedo , de veras que ponían los ojos en blanco. Fanáticos perdidos.
BEsos a todos y gracias.

Marcos dijo...

La curiosidad mató al gato

MuCha dijo...

uma delicia es siempre leerte
La claridad de tus letras me abrazan

Rosana Marti dijo...

Uffff que situación más incómoda Celia.

Besos guapa.

Blanca Lafarga dijo...

Demasiadas sectas en todas las religiones???
Divertida entrada como siempre.
Un besico.

Erika Martin dijo...

Las misas gospel son todo un espectáculo pero cuando tu eres la protagonista jajaja debe de dar mucho miedo jajaja Qué cosas te pasan, Celia. Es genial que nos las cuentes, así nos echamos todos unas risas.
Un besazo

f dijo...

oh lord!
won´t you buy me, a mercedes benz....

Chaly Vera dijo...

Jajaja, terrible despelote, yo también sufrí lo mismo

Besos

Celia Segui dijo...

Jajaja, ¿de veras, Charly? Me alegra no ser la única gilpoll... que cayó en la trampa, ajajaja.

Besos a todos

Alfred dijo...

Con lo bonita que es la música de gospel, cantada por todo de voces en comunión con su guía, el reverendo que vela por todas y cada una de sus ovejas, a las que os quiso unir :)
Que bonito y lo desperdiciasteis, te imaginas como sería tu vida ahora. jajaja!
Muy buena anécdota.
Besos.

Ilduara dijo...

La verdad es que tal como lo cuentas asusta. Yo también saldría por piernas.

Conxita Casamitjana dijo...

Celia que situación más incómoda y que bien supisteis salir del lío porque sí que parecía un poco mesiánico el tema.
Un beso

Nefertiti Munguia Triana dijo...

Por mi casa hacían misas así de ese tipo, pero nos daba mucha risa porque el lugar los sábados era salón de fiestas y estaba lleno de borrachos y el domingo tempranito era un lugar dedicado a dar misa y todo mundo bien relioso jajaja.

Yo hubiera hecho lo mismo que ustedes, porque una vez que te metes ya no puedes salir

Saludos!!

chema dijo...

hola celia, es la primera vez que te visito. por aquí me quedaré. me he acordado de la canción 'jesus he knows me' de genesis, que trataba sobre los telepredicadores.
los fanatismos, mala cosa.
besos!

la MaLquEridA dijo...

¡Corre por tu vida! te ha pasado cada cosa niña.

Un abrazo

lavelablanca dijo...

¡Vaya, Celia, los años no pasan por ti! Estás como entonces. Serán los cánticos gospelianos aquellos (je je).

Abrazos.

X dijo...


Desde luego...
os invadió el 'Espíritu', eh...
Pero finalmente (gracias a Dios),
no fuistéis abducidas y salistéis
del infierno 'gospeleando'...
digo... pitando... :P

Me parto y me re-parto! :D

Un beso... ¡'Espíritu Libre'!

;)

Celia Segui dijo...

X, soy un espíritu libre atrapado en una jaula de la que espero lograr salir.

Besos a todos y gracias.

palomamzs dijo...

Jajaja, qué pena, con lo bonito que es el gospel y te lo tuvieron que estropear con las tonterías de siempre. Ya saldrás de la jaula, Celia, el que tiene alas, vuela. Todos tenemos alguna que otra jaula.
Muchos besos.

Noa dijo...

¡Celia que mal se pasa de verdad! Yo me hice una vez una amiga que, jolín la tía era monísima, de mi misma edad. Se le veía muy inteligente y, me parecía muy buena persona.

Comenzó a preguntarme una vez por mis creencias y yo claro, le dije que creía en algo pero no en lo que creaba el hombre, y para mí el catolicismo es una secta.

Pues me decía ''yo te enseñaré un lugar donde no verás nada creado por el hombre...''. Yo confiada, me fui con ella y me pasó algo parecido a ti.
Cantos por todas partes y todos los que no me conocían no hacían otra cosa que darme la bienvenida.

Hubo un momento en el que se pusieron a rezar, pero lo hacían en voz alta y pequeños grupos. Cuándo llegó mi turno, miré a mi amiga en plan ''¿Yo rezar en voz alta? Ni de coña, eso es muy personal''.

Pasaron sucesos muy extraños. Estilo que el micrófono fallaba y los altavoces se apagaban solos... Adivina a quién miraba el pastor; ¡a mí! Como si fuese una bruja me miraba diciendo ''nada me impedirá decir el sermón'', y yo cagá, no hacía otra cosa que pensar en la Luna y mi cuerpo ardía de miedo.

A resumidas cuentas, las personas fanáticas en esos sitios no sé hasta qué punto son fieles... y dan bastante respeto.

Me he sentido muy identificada, chapó. <3

Noa

Marina-Emer dijo...

GRACIAS POR TU VISITA ...AQUI BONITO BLOG ...EL RELATO UN POCO LRGUITO PERO BIENNNNN.BIEN.
UN ABRAZO

Juli Gan dijo...

Ah, qué tiene Londres que tanto mola. Y tiene de todo, hasta gospel. La primera vez que fui a Candem Town me sentí Paco Martínez Soria con la cesta de pollos llegando a Madrid. Pueblerina total.

María Perlada dijo...

Si me permites me quedare por aquí . Me ha gustado tu relato. Un placer descubrirte.

Un beso.

Mirella S. dijo...

Una experiencia "divertida"... después que pudieron escabullirse de la church.
La música Góspel me encanta y en un viaje a Nueva York también entré a curiosear. Allí eran todos negros, salvo unos pocos turistas. El pastor fue muy respetuoso y lo único que nos pidió a los extranjeros es que gritáramos de qué país veníamos. Thanks God!
Besotes, muy buena anécdota, Celia.

HeladoDeNubes dijo...

oohhhh linda anécdota
me paso por tu blog y te sigo
me gustaria que pasaras por el mio un besito

X dijo...


Espero que lo consigas... ;)

Mi abrazo y mi ánimo!

:)

Celia Segui dijo...

Gracias , X :)
Besos

desdelaterraza-viajaralahistoria dijo...

Qué bien se lo ha pasado usted por esos mundos de Dios.
Un saludo.

Manuel dijo...

Muy divertido pero, que mal lo tuviste que pasar. Me encanta ese tipo de música, pero, me dan yuyu esas personas en trance, que en un minuto empiezan a convulsionar y a gritar, intentando atraparte.
Un beso.

Jo dijo...

traes las tablas y la vena artistica en las venas.
tan hermosa mi celia.
no puedo olvidar que eres asi como mi marilyn

:)

Marina-Emer dijo...

Hola vengo para agradecer tu visita y tu comentario ...bueno... el bla bla bla de hoy como ya lo he leído me parece muy bien escrito. besos amiga ...

Hola, me llamo Julio David dijo...

Pues qué decir, las personas, reunidas en masas, adquieren un comportamiento extraño. Un instinto las posee y las guía. Y ustedes mismas fueron víctimas de ello, sin siquiera proponérselo jaja Buena anécdota, y mejor fotografía: Celia, qué guapa eres.

Isa dijo...

Hola Celia. Hay que tener mucho cuidado. Menos mal que ibas acompañada a ver que se vivía dentro. Sigue siendo un alma libre, que las sectas te enjaulan y también a tu familia porque harán lo posible porque no vuelvas a verla.
Abrazosssssss

Isa dijo...

Hola Celia. Hay que tener mucho cuidado. Menos mal que ibas acompañada a ver que se vivía dentro. Sigue siendo un alma libre, que las sectas te enjaulan y también a tu familia porque harán lo posible porque no vuelvas a verla.
Abrazosssssss

Gen dijo...

En Londres conocí a una chica de Barcelona que me invitó a asistir a una misa en una iglesia cercana a los almacenes Harrods. El templo era famoso por organizar los cursos Alpha y en él se daban cita los llamados born again Christians. Recuerdo a los feligreses cantando con una devoción que,oh,bueno,parecían entrar en trance.La religión como droga.
Bss!

Publicar un comentario