""
Bienvenido al blog de Celia Seguí
RSS

viernes, 29 de abril de 2016

Pimplándose en la oficina ( Crónicas vienesas)

     


    Ya os conté en una entrada (aquí), cómo se  pimplan en este país alpino. Continuamos con otra historia verídica:

     Gerhard Unterberger o “don Gerardo”, como él mismo se autodenomina cuando se dirige a “los españoles”  (al austriaco mariden y a mí) trabaja en una conocida compañía internacional de seguros, bueno, o hace como que trabaja.
     
   Él y cuatro de sus compañeros de trabajo, cada uno con oficina propia en la compañía, vinieron una tarde a beber y tomarse unas tapas en nuestra tienda. Volaron unas quince botellas de vino o sea casi cuatro botellas por persona en unas tres horas . Entre risa y risa, averiguamos algunos detalles un tanto chocantes de su vida laboral :
       
      —Detrás de mi mesa de trabajo —dice uno de ellos—tengo una estantería de vinos con unas 50 botellas. Un día,  al llegar a la oficina después de un viaje de negocios me encontré la estantería vacía. En el lugar de cada botella había un corcho y habían colocado un gran cartel que decía  “ !GRACIAS ROBERT!”
     —Jajaja, sí , le escondimos las botellas y pensó que nos las habíamos bebido.
     — ¿Cómo que tienes vino en la oficina? —pregunto— ¿Pero no trabajáis en una compañía de seguros?
     —Sí. Pero cuando nos apetece nos abrimos unas botellitas.
     — ¿Pero el jefe no dice nada?
     —El jefe cuando se entera de que hay juerga viene también.
     Gerhard Unterberger interrumpió para contar que él también tiene una pequeña vinoteca en su oficina, y que está pensando en comprarse una neverita de oferta que ha visto, para el vino blanco.
     Yo no daba crédito.
     —Éste —dice Unterberger refiriéndose a uno de sus compañeros—, es muy amigo del director  general de “Wein & Co” ( gran cadena de tiendas de vino en toda Austria)  y siempre viene con  las nuevas promociones , así que yo lo mando a la calle como si fuera a hacer un peritaje y nos trae unas botellitas para que las probemos.

   Entre tanto, me he enterado que no es un hecho tan excepcional ya que varios austriacos me han confirmado que ellos también tienen una "bodeguita" en la oficina.




39 comentarios:

Marigem Saldelapuro dijo...

Pus sí que les gusta la "botella" a los austriacos. Me encanta lo de la neverita para el vino blanco,jejeje, es el colofón final.
Un besín y por cierto en el post del lunes te mencioné ya que me inspiraste tú para rescatar del borrador el post.

Lapiz Pluma dijo...

¡Cómo le dan al drinking! Miedito...¿esa gente tiene idea de a partir de qué cantidad diaria de consumo es un problema?

Piruli dijo...

:OOOO
Alucino, eso aquí no es muy normal. Que alguna persona lo hará pero no como algo normal ni mucho menos lo dirían. Aún recuerdo una juerga que nos corrimos en el centro de formación profesional en el que estudié y alucinaba de que hubiese alcohol en un centro educativo, por mucho que fuesen sólo mayores de edad.
Espero que los profesores de autoescuela no tengan su bodega en el trabajo o, peor aún, en el coche jajajaj
Besos

karin rosenkranz dijo...

eso de no beber en horas de servicio....ahí no funciona....jajajja

Isa dijo...

Hola Celia. Bueno, mientras no les entorpezca su vida laboral ni tengan accidentes que perjudiquen a otros. Y mientras su jefe se lo permita pues nada, a beber sangre de la tierra que da fuerzas y embriaga si se toma mucha cantidad. Ya sabes, a reponer de vino tus estanterias jajajajajajaja. Gracias por compartirlo.
Saludos y abrazosssssssssss

Marcos dijo...

Sin duda les hace atender a sus clientes con mayor cordialidad, el mal efecto lo causarían si los atendieran en el suelo debajo de la mesa.

AMBAR dijo...

Hola Celia.
Hasta puede que sea bunena idea, brindar con el jefe, invitar a los compañeros, amigos o clientes.
Puede ser que entre trago y trago se trabaje más contento.
Gracias hermosa, por tu visita y siempre tenerme en tu recuerdo.
Un gran abrazo.
Ambar

Alfred dijo...

Me acabas de deja altamente sorprendido y derribar unos de los mitos sobre la eficiencia en los países centro europeos.
Besos con copita ;)

Marta B dijo...

madre mia!!! yo lo maximo que he visto en una oficina ha sido zumo de naranja jejeje

esos austriacos...

un besito!!!

Ambar dijo...

! Madre mía! y yo que creía que eran tan formalitos y serios, eso en España te cuesta el puesto de trabajo. Si es que no hay como tener buena fama y ....echarse a beber.
Besos

Mi Álter Ego dijo...

Jajajaja. Qué fuerte..., lo que les gusta el bebercio. Y luego parecen de lo más serios y al final son más juerguistas que los españoles. Un besote!!!

Elvis dijo...

Ya ves... Y después somos los españoles los que tenemos la fama de juerguistas y vividores. Como se suele decir, unos tienen la fama...
Saludos.

Blanca Lafarga dijo...

Luego dicen que los españoles no trabajan...
Un beso.

Jane Jubilada dijo...

Los austriacos parecen muy sobrios pero a borrachos nos ganan. Una vez estuve en una granja en la que primero nos invitaron a una degustación de mostos y después, a una de schnapps (10 de cada sabor, por lo menos). Los españoles acabamos cantando hasta en ruso, pero ellos tan campantes.

Celia Segui dijo...

Jajaja, sí , Jane, estos de los que hablo, entre vino y vino se meten Schnapps, la frase clave es: "me encuentro mal", lo cual quiere decir que les pongas un chupito de alcohol puro. Es brutal.

Besos a todos y gracias.

Holden dijo...

Cuando trabajaba como secretario, o escribiente como me decían, también tenía mi jefe una neverita pero llena de cerveza. Y nunca se tomaba una sin asegurarse de que los demás también bebíamos un botellín... ¡Qué jefe! ¡Demasiado bueno para ser el primero que he tenido!

Cabrónidas dijo...

Esos son los trabajos que me gustan. ¡Hasta los jefes! :)

el chico de la consuelo dijo...

Sois muy exigentes!!!
el trabajo de alta dirección
y gestión de papeles panameños
requiere
un estado de exaltación alcoholica!!ç

abrazuchos.

Rosa dijo...

Es que nunca me he creído nada de esto, el ser humano es igual aquí que en Pekín, en todas partes hay de todo ...

Y me hiciste reír, y con el título, jajjaja, la palabra "pimplar" siempre me ha hecho mucha gracia ...

Un beso, Celia, y ¡feliz fin de semana!

Tracy dijo...

Y luego se habla de los españoles... ¡Ver para creer!

El collar de Hampstead dijo...

:O
Flipo...
Cuatro botellas por cabeza?? virgendelamorhermoso...

Buen finde y besos.
Y chin chin
; )

Alfredo Ramírez Vega dijo...

Y después somos los españoles los borrachines de Europa... Si es que unos tienen la fama y otros el provecho... Jejejejejejejeje!!!

Qué bueno, Celia.

Besos.

hazeleyes dijo...

Que mentira yo soy austriaca y en toda mi vida no he visto ni escuchado que hay bodeguita en las oficinas. Tampoco en ninguna oficina donde he trabajado .
Pero bien contado! ;)))

Macondo dijo...

Españoles tenían que ser... ah que son austriacos, ¡qué cachondos!
Besos.

Hola, me llamo Julio David dijo...

Que no te sorprenda tanto, Celia, que en Chile somos igual de "bebedores sociales" (eufemismo elegante).

Más saludos!

Conxita Casamitjana dijo...

Curioso que haya bodegas caseras en las oficinas, pero bueno después otros se llevan la fama, será que aplican lo de que una copita de vino es buena para el corazón.
Un saludo

Rosana Marti dijo...

Espero que por lo menos el vino sea Made Spain, así de paso se hace país. Y que siga la juerga.

Besos guapa y feliz fin de semana.

Opiniones incorrectas dijo...

Jajaja yo tenía un profe de religión que venía borracho a clase, pero al ser cura nadie le decía nada. ¡Las que liaba!

Besos

Covadonga HD dijo...

Y luego dicen de los españoles!!!!! Aunque quizás ahí esté el éxito de su eficiencia laboral jareta. ... El próximo día se lo comento a mi jefe a ver si quiere implementar el sistema para ver si así somos más productivos y eficientes jajajajajjaa
Besines

Tania (Sevilla desde La Giralda) dijo...

Gracias Celia.

Me estás acostumbrando a que cuando ebtro a tu blog comienzo a frotar las manos, y no porque por aquí haga frío sino porque sé me voy a reír como sino hubiera un mañana.

Madre mía no me imagino trabajar en una oficina y beber vino en el trabajo; y luego los españoles tenemos mala fama, jajaja....

Un abrazo

Anusca77 dijo...

Pues como para ser alcohólico e irte a vivir a Austria jajajaja, imaginas! te lo ponen fácil
Besos

maria francisca belmonte mondejar dijo...

Contracta mucho con esa seriedad y pasividad que tienen, ya decía yo que algo debían hacer para divertirse jejeje.!!!, nosotros lo hacemos proclamandolo a los cuatro vientos y ellos en la clandestinidad. Que pillines!!!
Un besazo guapa.

Amapola Azzul dijo...

La verdad es que es muy curioso. Besos.

Celia Segui dijo...

No es mentira Hazeleyes, hablo de amigos, y vendo alcohol entre otras cosas, quizá por eso me entere de cosas de las que tú no te enteras.

Besos a todos y gracias.

la MaLquEridA dijo...

Enrique Bunbury ¿hay otro?


Ahora vuelvo

Erika Martin dijo...

vaya con los austriacos!! y parecían serios!! jajajaa

MI PADRE ES GUAPO Y MI MADRE ES LISTA - Blog para Padres Inquietos dijo...

Caramba con algunos austríacos!!
Hombre aquí en España también montamos nuestros aperitivos de vez en cuando en la oficina, no?
Todo se pega,jajaja.

Jo dijo...

celia!! construyamos una bodeguita. la ponemos en medio de tu blog y el mio :P


hic!

Celia Segui dijo...

jajajjaa. Genial idea, Jo. :)

Publicar un comentario