""
Bienvenido al blog de Celia Seguí
RSS

domingo, 27 de marzo de 2016

Le invito a un helado ( Paridas)

     


   En una plaza de una  ciudad cualquiera un hombre está sentado en un banco frente a un puesto de helados. Otro hombre portando un maletín pasa por delante. El primero  se levanta.

-¡Eh, oiga, usted!
-¿Me dice a mí? 
-Sí, claro, ¿ve a alguien más?
-No.
-Le invito a un helado.
-No, gracias.
-¿Por qué no?
-Porque yo a usted no le conozco de nada.
-¿Cómo que no?
-¿Nos conocemos??
-Hombre, claro.
-¿De qué?
-De que le acabo de invitar a un helado.
-Anda ya… ( el hombre echa a andar)
-¡Pero si es cierto! Escúcheme y se lo demostraré —dice mientras le acompaña—. Si ahora yo me voy y vuelvo usted va a decir “mira ese es el tipo que me quería invitar a un helado”, ¿cierto?

El hombre se para.

-Pues visto así...
-Es que no hay otra forma de verlo. 
-Aun así, sigue siendo usted un perfecto desconocido.
-Eso es lo que cree usted, pero le voy a demostrar que no está en lo cierto.
-¿Cómo?
-Ahora verá: mire, váyase usted por donde ha venido, dé la vuelta a aquella esquina y vuelva a aparecer.
-Oiga, tengo prisa… Voy camino a la oficina.
-Hágame ese favor, se lo ruego, es importante llegar a la verdad de las cosas, ¿no cree?
-Está bien. Porque hace tan buen día y estoy de buen humor, y así me escaqueo un poco de la oficina, que si no…



   El hombre se aleja y desaparece por la calle de la derecha. Al minuto vuelve a aparecer  y se encamina directamente hasta el otro hombre.



-Bueno, ya está. Ya he hecho lo que quería y ahora qué.
-¿Lo ve?
-¿Ver qué?
-Que ha venido usted directo a  mí.
-Hombre, claro, porque usted me lo ha pedido.
-En efecto. ¿Hace usted lo primero que le pide un desconocido?
-Pues no. 
-Reconózcalo, si no me conociera hubiera usted pasado de largo y sin embargo ha venido a mí sin pensárselo dos veces.
-¡Yo a usted  no le conozco de nada!
-¿Está loco, verdad?
-¿Pero cómo se atreve?
-Disculpe, pero es que si usted se plantara delante de mí sin conocerme de nada e hiciera lo que yo le he pedido, pensaría que está usted loco. Pero como nos conocemos, no puedo más que agradecerle que haya accedido a mi petición. Y por ello, quiero invitarle a un helado.
-Oiga, de verdad, déjelo, no tengo tiempo.
-Son cinco minutos. Venga, por nuestra recién nacida amistad.
-Yo no soy su amigo.
-Cierto, cierto, una amistad lleva su tiempo. 



    Lo coge de los hombros y lo lleva hacia el puesto de los helados.



-Venga, ¿de qué lo quiere?
-Bueno, vale, pues un cucurucho de chocolate.
-Para mí de fresa y nata.

   El heladero les sirve. El que invita se vuelve cara al sol, saca la cartera, se la vuelve a guardar y  paga los helados. Los toman  sin hablar.  Al acabar, el hombre del maletín se despide al fin y se encamina hacia la parada de autobús una calle más abajo. Sube al autobús y cuando va a sacar la cartera para pagar se da cuenta de que no la tiene. 

-!Me han robado la cartera! —le dice al conductor.
-Señor, por favor, si no va a tomar el autobús apártese para que puedan subir los demás.

-Pero sí que voy a tomar el autobús. Necesito llegar a la oficina cuanto antes.
-¿Va a pagar o no??? 
-¿No le he dicho que me han robado la cartera?
-Por favor, bájese que está bloqueando la entrada.

-Pero usted tiene que dejarme pasar. Se lo pagaré en la próxima.
-!Bájese, haga el favor!
-!Usted me conoce!
-Yo a usted no le conozco de nada.

-!Sí me conoce! 
-!No le conozco!
-!! Sí me conoce!! !!Ahora verá como sí!! 

Nervioso, se baja del autobús y se pone a la cola de los peatones. Al fin le llega el  turno.

-¿Usted otra vez?? —dice el conductor.
-¿Cómo? ¿Nos hemos visto antes?
- !Usted es el tipo al que le han robado la cartera, no crea que va a engañarme!
-!Ve! !Ve cómo me conoce! 
-Oiga, pirado, yo no le conozco de nada. Bájese del autobús.
-Si no me conociera no sabría quién soy y lo sabe. Ya le pagaré en la próxima.

Entra en el autobús. El conductor sale de su asiento lo agarra de la camisa y lo baja a trompicones.


-!Qué quiere que haga, me han robado la cartera y tengo que llegar a la oficina!
-!Váyase a la mierda, pirao!


El hombre mira a derecha y a izquierda, nervioso e indeciso. Finalmente coge la calle del centro y vuelve a la plaza. El carterista ha desaparecido. Derrotado, se sienta en el banco delante del puesto de helados y hunde la cabeza entre las manos. 

Por la derecha se acerca un caballero trajeado. El hombre levanta la cabeza lentamente y se le queda mirando pensativo. Cuando el caballero llega a su altura, el hombre se yergue en el banco y decidido le intercepta al fin:

-!Eh, oiga, usted!
-¿Me dice a mí?
-Sí, claro, ¿ve a alguien más?

-No.
-Le invito a un helado... 

©2016





53 comentarios:

Amapola Azzul dijo...

Todo es un cìrculo. Besos.
Creo que yo tb quiero un helado.

Cristina López moreno dijo...

JAajaja yo tambien me apetece ahora un helado ,besitos;)

Cabrónidas dijo...

Yo, por mi cartera, mato. A ver quién se acerca a invitarme a un helado. :D

MI PADRE ES GUAPO Y MI MADRE ES LISTA - Blog para Padres Inquietos dijo...

Jajaja me ha encantado ver que al final acaba como empieza. Qué grande eres! Muak!

lopillas dijo...

:) Lo veo como una escena de teatro y me ha encantado. Besitos Celia

Enrique Tarragó Freixes dijo...

Me has tenido en vilo hasta el final, Celia. Parece una tontería, pero no lo es.
Moraleja ... ¿¿?? La tengo, es indudable.
Un abrazo, amiga

palomamzs dijo...

Y a mí que me ha dado pena el hombre. Se te da bien el teatro del absurdo, Celia.

Marigem Saldelapuro dijo...

Jajaja, que bueno, es muy cíclico, escribes genial.
Aunque pobre, me ha dado penita.
Besos.

Jo dijo...

Justo ayer me invitaban helado :o jajajaja y yo pedía nieve soy Contreras

lavelablanca dijo...

Es de risa, pero cuando te pasa algo semejante te queda una cara...

Abrazos.

Little Lena dijo...

Que grande eres Celia, has conseguido que me riera un rato en esta semana tan estresante que llevo. La vida es una rueda... y lo que nos pasa es lo que nos hace ser como somos.

- sonríe eternamente -

El collar de Hampstead dijo...

De parida nada,tiene su miga...
El de los helados va a hacer negocio...

Besos artista!

Por cierto,no recuerdo si fue ayer que vine y ponía que esta entrada no existía!

Y...ahora me apetece un helado de turrón,que lo sepas...

Celia Segui dijo...

La entrada se autopulicó solita el domingo, fantasmas de blogger, supongo, bruja que es una. Me di cuenta porque jubi me dejó un comentario sobre esta entrada en otra entrada y cuando fui a ver si estaba publicada ya no estaba. Yo flipo.

Gracias a todos.
Besos

Marta M. dijo...

Hola.como la vida misma... un círculo que se abre y se cierra... cualquera se toma ahora un helado!! seguimos en contacto

Marcos dijo...

Que tiempos tan difíciles, henos de sospechar hasta de los que nos invitan a un helado. A una vecina de un amigo le mandaron por correo anónimamente en su aniversario dos entradas para el teatro, con una nota "para que os divertáis". Cuando volvieron les habían robado la casa.

Celia Segui dijo...

Qué fuerte lo que cuentas, Marcos!
BEsos a todos y gracias.

unjubilado dijo...

Aunque ya había leído el artículo, vengo a por un helado de tutti frutti, que por cierto esta tarde paseando por la Expo Zaragoza 2008 para hacer unas fotos, he pasado mucho calor, mañana bajan las temperaturas en Zaragoza unos 8 grados, así que los catarros van que vuelan.
Besos

Rosana Marti dijo...

Celiaaaaa!!jajajajaja, esto es un bucle de besugos, anda que yo me iba a parar. Ufffff. Amiga siento no haber pasado antes a ver tu escrito, pero es que no sale que has publicado, para arreglarlo tienes que darle actualizar la entra nuevamente, porque si alguien te tiene enlazada (como es mi caso) no veo que hayas publicado.

Besitos preciosa, cuanto me alegra verte.

Celia Segui dijo...

Jolín, si lo llego a saber no lo publico. Gracias , Rosana, he hecho lo que me has dicho. La cabrona sale publicada el domingo y por mi madre que el domingo no la publiqué, la publiqué ayer. Tela
Jubi, a ti ya te dije que tienes ojos en todos lados como el Espíritu Santo, si no llega a ser por tu comentario en otra entrada, ni me entero de lo que había pasado.
Hay que joerse.
BEsos a todos y todas, guapos y guapas, que ya lo del genérico parece que no vale :P

Rosana Marti dijo...

Soy como un lince blogger no se me escapa una jajajajajajaja, ya sale en mi blog tu publicación, pero SI desde hace 2 días, por lo menos eso me dice, que diver ¿no? en fin tranquila que ya controlo, cualquier cosa te aviso, para eso estamos.

Besossss!! ^_^

Lola Birlanga Urbán dijo...

Los pícaros típicos españoles. El que no espabila es porque no quiere. Besos.

Celia Segui dijo...

Rosana, eres mi salvación. Si esto me diera el parné que al pato Donald, futuro presidente de USA, te ponía una mansión en Park Avenue, aunque tuviera que derribar el Waldorf Astoria. Reza pa que me toque la loti, guapa ;)

Lola, no solo en España cuecen habas. Yo estoy por ponerme a invitar a helados en el centro de Viena.
Besos

MaRía [PieL] dijo...

Celia eres maravillosa ¡

parida? hay que tener una mente brillante para tus "paridas"
de verdad y no es dorarte la oreja son digas de unos de esos buenos squets o como porras se escriba

un beso y gracias por este maravilloso helado ¡¡ me hacía falta una buena dosis de humor

Celia Segui dijo...

Oh, María :O Esa cita a ciegas... jajajajaja
Besos,guapa, y mil gracias porque me hacen falta muchas palabras bonitas en estos grises días :)
Gracias, amor

MaRía dijo...

Te contesto con esta cuenta porque desde el tf no puedo con la otra
Hubo un tiempo en el que iba de tapas a una cafetería de un centro comercial todos los días
Un día me cuando fui a Pagar me habían invitado al café sin yo saber
Luego otro y otro y así un tiempo, en días alternos me refiero.
Yo preguntaba pero como eran muchos a servir nadie me daba razón
Yo más mosqueada cada día
A veces me saludaban tb gente que ni p.i.de quien era
Así me la pasaba y yo sola como tonta reía...
Un buen día entro en una tienda a comprar una cazadora de piel,
Y hablando hablando.... Hablo más que escribo Jaaaaaa la dueña me dijo que si era hermana de #fulanita, una famosilla,de aquí # así caí en la cuenta de xk tanta invitación
Jaaa
Es una parida lo sé pero me apeteció contártela
Muuuuacks

Celia Segui dijo...

Anda, pues aprovecha la hermana. Es fuerte lo de los famosos, son los que menos favores necesitan y más reciben. Lo he vivido, no en primera persona por supuesto sino en compañeros, que a veces daba vergüenza saltarse una cola de espera en un restaurante porque ibas con ellos. Siempre me puso negra, pero azí eh la humanidá , que le vamo a hace, zi no hay educazión.
Bezoz

Clara Garza dijo...

Estuvo simpático y mantienes el hilo hasta el final.Me ha gustado, parece como si lo viera.
Besos

RECOMENZAR dijo...

tu bblog es inusualmente genial

TORO SALVAJE dijo...

Vine a comentar y resulta que no salía este post.
Estaba el antiguo.
Ya me ha pasado varias veces en tu blog.
Te explico el procedimiento: a mi me avisa Feedly de cualquier post nuevo de los blogs que tengo linkeados.
Entonces voy, leo y comento.
En tu caso últimamente ocurre lo siguiente: me avisa, voy y no esta el post, está el anterior en el que ya he comentado.
Pueden ser dos cosas... una, que feedly vaya mal, pero sólo ocurre con tu blog, la otra, la más probable, que lo hagas para llamar mi atención, jajajjajjajajaaaa.... aynsssssss que te he pillado ladrona... jajajjajaja

Besos.

TORO SALVAJE dijo...

Tus paridas son tiernas.
Te revelan.
Te muestran como eres en realidad.
Una niña traviesa.
Una niña traviesa de por vida.
Aynssssssssssss

Besos.

Celia Segui dijo...

Jajajaja, sí, Toro, me has pillao capullín, roja me pongo, jajajaja. Nunca se me hubiera ocurrido pensar en mí como traviesa, pero si tú lo dices yo me callo ;) Gracias, guapetón.

Clara y Mucha, muchas gracias :)
Besos

Blanca Lafarga dijo...

ja, ja puede servir para ligar???
Un besico.

Rosa dijo...

A parte de que me parece un texto escrito con mucha chispa, que engancha desde el principio, de parida no tiene nada de nada.
Muy bueno, Celia. Te felicito.

Un beso.

Hola, me llamo Julio David dijo...

Todo acaba por donde empieza, y tiene su oscura razón de ser jaja Y uno creyendo que el tipo que invita a un helado, lo hace por buena gente, por tener buen corazón, por ser un ciudadano atípico pero ejemplar...

Igualmente que esto no signifique que necesariamente haya que desconfiar de la buena voluntad de todos los desconocidos. Hay héroes anónimos que hasta salvan vidas, ya sea de manera física o emocional.

la MaLquEridA dijo...

Gira que gira todo es lo mismo.

Un abrazo

LA ZARZAMORA dijo...

El único chico listo el del autobús, pero claro es que no lo invitó a un helado... ainsss!!

Besos, wapaaaa!!

¿Hace un heladitoo??

Ilduara dijo...

Me pareció un post genial.

Me quedo por aquí si me lo permites.

Seoane Melliz dijo...

Genial Celia! Me ha encantado, realmente tiene razòn. A veces nos encontramos a personas de forma continuada y Es como si las conocieras. Por otro lado hay veces Què da miedo con la gente Què no conoces y respondes secamente y con desconfianza.

Ayla dijo...

Pues si que es peligroso que te inviten a un helado, jajajaja.
Besote!!!!

Inma_Luna dijo...

Muy pero que muy buenaa.
Gracias por estar.
Besitos

Celia Segui dijo...

Gracias, chicas.

-Hola Ilduara! Gracias por quedarte por aquí. He visto tu perfil pero no encuentro blog, quizá no tengas. Si lo tienes , házmelo saber para seguirte, por fa.
Besos a todas.

Isa dijo...

Hola Celia. Estas escenas entran dentro de la picaresca española.
Es como una obra de teatro. Jajajaja, te puedes dedicar a escribir obras de teatro. Tal vez te den resultado y hagas reír a la humanidad que en estos tiempos que corren es muy bueno y saludable. Yo soy desconfiada por naturaleza y no hubiera aceptado, hubiera seguido mi camino.
Me entraron ganas de comer helados. Que nadie me invite que ya me lo pago yo no sea me birlen el monedero jajajaja. Muy bueno.
Saludos y abrazos

Kristalle dijo...

Los helados son peligrosos siempre lo he dicho jajaajja
saludos!

Kristalle dijo...

Por supuesto que puedes quedarte!

Macondo dijo...

A mi también me ha pasado algo raro con esta entrada, porque no le he visto publicada hasta ahora.
Por cierto, buenísima. Me ha encantado.
Besos.

Celia Segui dijo...

Sí , ha sido una entrada algo accidentada.
Mil gracias y besos a todos.

Alfred dijo...

No se por qué, me ha venido a la memoria, los personajes de Godot con un cucurucho. ;)
Saludos.

Pitt Tristán dijo...

Es un gran relato, pero que muy bueno.
Enhorabuena.
Besos.

Conxita Casamitjana dijo...

Pues Celia a pesar de lo accidentada que dices que ha sido la publicación de la entrada, te ha quedado genial. ¡¡¡Esos helados!!!
Un abrazo y feliz fin de semana

Celia Segui dijo...

Gracias, sois un encanto.
Besos

Eme dijo...

Osti que buena, Celia!!. Me ha gustado muchísimo este relato circular tuyo!. Si estas son lo que tú llamas paridas como será cuando vayas de seria... :)
Escribes muy pero que muy bien.
Besos.

Celia Segui dijo...

Gracias, Eme, eres un cielo :)
Besos

Alfredo Ramírez Vega dijo...

Ya había leído algo tuyo en la página Falsaria, y me había gustado mucho. Y ahora tu blog ya me ha convertido en tu seguro seguidor. Un saludo.

Publicar un comentario