""
Bienvenido al blog de Celia Seguí
RSS

martes, 10 de noviembre de 2015

Querido comercial de mierda ( Crónicas Vienesas)


     Querido comercial:

     Podría directamente haberle escrito querido comercial de mierda sin faltar a la verdad  ni insultarle en absoluto.

     Verá, yo no soy muy amiga de los smartphones (véase aquí) ni de los móviles tampoco, aunque reconozco que son de gran utilidad, pero verá, que  el móvil sea movible como su nombre indica y se pueda hablar con él desde cualquier sitio no quiere decir que se deba hablar con él desde cualquier sitio.
   
    Esta mañana, cuando me ha tratado usted de vender sus, según usted, excelentes vinos por teléfono me debatía yo entre figurarme su delicioso aroma u oler el aroma de su orín que es exactamente lo que me venía mientras usted  hablaba y hablaba y yo oía aquella inmensidad de chorro que usted estaba largando dentro de algún retrete de la lejana España.
   
     También debería ser usted consciente que por muy smart que sea su phone, aún carece de modus separación de sonidos o modus "hablo y hago sin que me oigan" porque de ser usted consciente hubiera  silenciado los susurrantes, mal disimulados "ññññiiiiiiii" que me han desconcentrado de la pregunta que le estaba haciendo para concentrarme en que usted empujara y saliera de una vez  aquello gordo , que obviamente se le estaba atravesando. Y salió, vaya si salió, y oí el CLOCK que hizo al caer en el agua.
  
      Le ruego tenga usted en cuenta que la imaginación es muy puñetera , sobre todo la mía, y que las imágenes a veces vienen acompañadas de olores, y eso es exactamente lo que usted me ha vendido hoy, señor mío,  metiéndome de tal modo en su intimidad sin dejarme opción alguna.
   
    Que sepa, mi querido comercial, que sé que estaba usted haciendo mayores,  y que yo no compro vinos en ese tipo de “reuniones”. El problema es que la próxima vez que me contacte  en lugar de acordarme de sus vinos me acordaré de su caca.

     Una pena. Ha perdido usted un negocio por no saber que la gente todavía es más smart que los phone, y también más educada.


KOMENTARIEN  Y KOMPARTIREN ,ABAJEN . 
ME RESERVO EL DERECHO A BORRAR KOMENTARIEN NO RESPETUOSOS. 
DANKE!



34 comentarios:

Jane Jubilada dijo...

¡No me lo puedo creer!

Celia Segui dijo...

Yo tampoco, Isabel! Me he quedado de piedra!!

unjubilado dijo...

Si cuando yo digo que los móviles eran mucho mejor los de antes...
Aún tengo uno que funciona y no se podía hacer nada más que hablar por teléfono, cuando lo compré me regalaron un pedazo de yesca, un pedernal y una manta, ante mi asombro me comentó la vendedora, es por si en muchas ocasiones se queda sin cobertura (eran los inicios de la telefonía móvil) para que no pierda contacto con sus seres queridos...
Ante tamaña ignorancia por mi parte, le pregunté para que servía todo ello y la contestación fue muy escueta. ¡Oiga caballero! ¿no ha visto nunca en las películas la manera de comunicarse de los indios?
Así que conseguí que me regalara un curso de código morse hecho con la manta, que aunque ya lo conocía (lo tuve que utilizar en la mili) me sirvió de recordatorio.
Los comerciales de antes te atendían mucho mejor.
Besos.

Celia Segui dijo...

Anda ya!! Qué imaginación! jajajajaja. Yo también me acuerdo de los inicios de los móviles, eran unos trastos inmensos y nos daba vergüenza ir hablando solos por la calle, ahora la gente berrea para que te enteres de su vida Y lo peor es que el sonido es tan bueno que se oye todoooo, sobre todo en un espacio cerrado como un retrete. Unglaublich que decimos aquí.
Besos

TORO SALVAJE dijo...

Joder... que asco de tío... por favor....

Hay que ser zafio y maleducado...

Qué desastre...

Besos.

Celia Segui dijo...

Fortísimo. Hay de todo en la viña del señor.
Besos

Lili dijo...

Ohhh, jajajajajajaja!!!! Celia, te has superado!!!! Me parto! :D

No puedo creer que sea una historia verídica!

La frase final es perfecta: la gente todavía es más smart que los phone. Es genial!!!

Siento el rato desagradable, pero te ha salido una entrada chulísima :-)))

Besos!

Lapiz Pluma dijo...

Celia, dime bitte, que estás de broma...No me puedo creer que haya gente tan sumamente desagradable y maleducada por el mundo. Que ir al retrete es algo muy íntimo no hace falta que se entere nadie!

Soledad Gutiérrez dijo...

jejejeje, muy "smart" desde luego que no era ese comercial. :D
Un besote. :)

Soledad Gutiérrez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Celia Segui dijo...

Lili, Lápiz y Pluma: es verídicoooo!!!!!!!!!!! Yo me he quedado acojonadaaaa.

Soledad: el tipo tiene de todo menos smart , porque como tú comprenderás no le voy a comprar na de naaa.

Besos

Milena dijo...

Muy fuerte... Tenías que haber abierto un grifo :D
Besos

Celia Segui dijo...

Lo que me faltaba, Milena :)
Besos

Aquello noerayo dijo...

Jajaja, es un hombre entregado a su trabajo. No descansa en 24 horas

Celia Segui dijo...

Y que lo digas!
Besos

Marcos dijo...

No me lo puedo creer, a ti te pasa de todo. Supongo es una creación de tu imaginativa inteligencia.

Ayla dijo...

Por dios!!! Seguro que no le añadiste imaginación de mas??? me parece tan fuertisimoooooooo. A lo mejor lavaba la colada y oíste el grifo, jeje :P
Besote!!!!!

Rubén Yagüe dijo...

jaajjajaj vaya tela...

Maria B. dijo...

Hola guapa!!
desde hoy te sigo en tu blog y te invito a conocer el mío http://todoeldiadecompras.blogspot.com.es/
Bss

Celia Segui dijo...

A ver, a todo el mundo. Cuando pongo Crónicas Vienesas no invento, solo le saco punta a las cosas. En este caso en concreto, es real, lo único que puede que no esté bien explicado es el "ñiiiiii" , no es que el tipo estuviera siendo obvio, ha sido algo muy sutil, lo que pasa es que una no es tonta y me he dado cuenta de lo que estaba haciendo. Respecto a lo del chorro de pipi y al clock, es cierto ,decidle a alguien de confianza que os llame mientras hace pis y veréis cómo lo oís. Yo lo he oído perfectamente y como vosotros no me lo podía creer!!! Sé que me pasan cosas acojonantes, pero es que cuando uno trabaja en este tipo de negocio te pasa de todo.

María, te visito Gracias por tu visita.

Besos a todos

Piruli dijo...

No me lo puedo creer! A ver si no encuentra otro momento. La gente así yo anoto el número para si me vuelve a llamar no cogérselo jajaja
besos

Maria B. dijo...

Feliz jueves chata!!
Bss

Maria B. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Vero ZS dijo...

Es que parece mas una de tus historias de ficcion, xd que hay gente para todo! Yo no me hubiera cortado y se lo hubiera dicho, que termine sin prisas y llame mas tarde :)

Ignacio dijo...

Buenísimo Celia!!!! Yo en un baño público oí también a alguien haciendo negocios...por eso me he reído tanto!!!

Celia Segui dijo...

María: igualmente.

Vero: ya sé que parece ficción pero es verdad!

Ignacio: menos mal que alguien me cree!!! jajajaja. Yo creo que el tipo no era consciente de que se oye todo, si no no se explica!
Besos

Luz dijo...

Me parto.... Sobre todo, por la forma que has tenido de contarlo...

(ji ji ji)

Celia Segui dijo...

Vaya, Luz, yo no me reí ;)
Besos

Verena Gröbli dijo...

jaajajajajajaja y yo pensaba que lo había visto todo...... Si ya es tremendo tener que aguantar la publi telefónica.... como para que encima sea de esa guisa...
Afuuuuuuuu que paciencia!!!!!!!

Celia Segui dijo...

"Pos" sí , Verena, así es.

Blanca Lafarga dijo...

JA Ja muy muy bueno.
Un besico.

karin rosenkranz dijo...

A ver, como ya te voy conociendo un poquito, solo un poquito, me pregunto si es una anécdota inventada o esta basada en hechos reales....

Celia Segui dijo...

Karin, te he contestado en otro post por error. Es real, completamente. Mira el comentario de Ignacio, le pasó algo parecido. Y cuando lo publiqué en google + alguien me dijo que le pasaba con familiares y amigos, que llamaban desde el susodicho y les oía. A este hombre, encima, le había visto en persona una vez. Tremendo.
Besos, guapa.

Madreselva dijo...

Menos mal que no estaba hablando con la cámara activada!!!
Saludos

Publicar un comentario