""
Bienvenido al blog de Celia Seguí
RSS

miércoles, 21 de octubre de 2015

El suplicio de andar por Viena siendo bajito. (Crónicas Vienesas)





     Yo mido aproximadamente 1,63 cm., digo aproximadamente porque con el tiempo uno va menguando y ya hace mucho que no me mido. Pero para ser mujer, ni alta ni baja, por lo menos en España. Aquí en general son todos más altos, pero tampoco es extraño ver mujeres de mi estatura. 

    Desde que vivo aquí, andar por las aceras se ha convertido en un suplicio diario y a mis frikadas de costumbre se ha añadido una más, horrible, que me hace volverme loca, que me saca de quicio.

    A mí me jode muchísimo andar codo con codo con gente que no conozco, a no ser que esté uno en una manifestación. De no ser así, lo normal es andar uno detrás del otro, ¿no? 

      Pues en Viena no.  

     A los de 1,63 cm se nos putea sin miramientos. Se nos hace ir dando zancadas por doquier, corriendo azotados,  como si se nos fuera la pinza, cuando en verdad somos unos mártires, víctimas de los pataslargas.

     Lo que los pataslargas no entienden es que cuando nos dan alcance , y siempre nos lo dan, tienen que meter el turbo y adelantar, porque nosotros, los enanos, !NO PODEMOS!  Una zancada del pataslargas son cuatro  zancadas mías, lo cual quiere decir que una vez tengo al pataslargas a mi altura, si el idiota no mete el turbo, y el problema es que nunca lo mete, estamos condenados a ir de novios todo el camino, y no me gusta ir de novia de un tío que no conozco, que además estoy casada.

    Los pataslargas son conscientes de su superioridad y allá arriba respiran a su aire sin que nadie les toque las narices y si los enanos nos ponemos histéricos aquí abajo es porque se nos va el oremus, y a ellos qué más les da.

    Ya no aguanto más y acelero: doy dos zancadas por una del pataslargas pero no sirve de nada, aumento  a tres y poco a poco logro  sacarle el pecho, pero seguimos como si hubiéramos comido sopas juntos toda la vida; aumento a cuatro y le adelanto  un poco más pero no lo suficiente para tomar distancia y que el tío no me alcance en dos segundos, porque no nos olvidemos que en cuanto yo vuelva a mi paso normal  el pataslargas se pone  a mi altura en menos que canta un gallo y eso me causa un ansia del copón, de modo que finalmente  decido echar a correr, que es lo que el gilipollas quería: la humillación de los enanos.

    Vale, ya he corrido unos metros y el tipo ha quedado atrás. Pero llega el puto semáforo y ya lo tengo al lado otra vez. Y vuelta a acelerar zancadas y vuelta a echar a correr. Al final me cabreo y salgo corriendo hacia  la acera de enfrente, desde donde  lo fulmino con miradas llenas de odio visceral.

      Cuando el tipo desaparece felizmente de mi vista, respiro tranquila y vuelvo a pasar a mi acera.

    Tengo avisado al mariden, que es uno de estos que mide 1,90, que si me ve con otro no se preocupe, que lo más seguro es que esté intentando adelantarlo.

    Esta ciudad está llena de hinchapelotas de metro ochenta para arriba quitándonos la dignidad día y noche a los más enanos y eso no puede ser. Voy a escribir un panfleto en alemán y a rularlo por el Facebook, y a lo mejor salgo de madrugada y lo pego por las paredes de toda Viena. Deberían  hacer un curso de educación vial para que los grandes no sometan a los más pequeños, es indecente.

    Por favor, altos, respetad el espacio de los enanos, que también nosotros tenemos derecho a existir y sobre todo .... 

      !Que estoy hasta lo ovarios de andar corriendo por toda Viena, coñen!



KOMENTARIEN  Y KOMPARTIREN ,ABAJEN . 
ME RESERVO EL DERECHO A BORRAR KOMENTARIEN NO RESPETUOSOS. 
DANKE!





  

43 comentarios:

Krika Alcaide dijo...

Jajajaja, qué alegría haber encontrado tu blog!! Un beso!

TORO SALVAJE dijo...

No te preocupes Pulgarcita.

Has probado a subirte en una mosca?

Quizás así los adelantarías, jajjajaja

Besititititititititos, jajjajaja

Blanca Lafarga dijo...

JA JA muy bueno lo de las zancadas, yo.... también soy pequeña.
Gracias
Un saludo

Celia Segui dijo...

Gracias , Krika :)
Toro: tú capullo como siempre, jajajaj :-P
Blanca, pues no vengas a Viena, es horroroso ;)
Besos a todos

La utopía de Irma dijo...

Lo de la mosca no es tan mala idea, pero que capullo eres torete, pero puedes ir dando patadas digamos que en las espinillas verás que rápido te dejan espacio vital.

Por cierto salúdame a Felipe el cazurrín, ya me contarás donde está ese lugar, aunque no tengo previsto salir de mi cazurrilandia natal.

Besines utópicos, Irma.-

Ein Tag mit Pepa dijo...

Eso eso, comprenderás que en Alemania me pasa lo mismo :(
Arme Pepa !!!

Celia Segui dijo...

Lo de las patadas, chungo, Irma, que tiene muy mala leche y me llaman a la policía. Si vienes ya te llevo a ver a tu cazurrín, jajaja.

Pues sí, Pepa, si me pasa a mí nos debe de pasar a todas las "pulgarcitas" según Torito.
Jajaja
Besos

Jane Jubilada dijo...

Yo de ti iría cada vez más despacio. Si quieren correr, que corran. Tú, a tu aire...

Jane Jubilada dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Celia Segui dijo...

Ah, Isabel, eso ya lo intento pero entonces llego tarde y me pongo muy nerviosa. No se fácil, no ;)
Besos

Marcos dijo...

Con todo lo que cuentas de tus vivencias podrías crear un personaje de comic, tipo Mafalda, sería el primero en compratelo. Que nunca te falte el humor, alegras el dia con tus vivencias.

Opiniones incorrectas dijo...

¡Qué malditos los pataslargas!

Tendrás que perfeccionar la técnica patadaenloshuevos.

Besos

Salamandra dijo...

Yo directamente me pararía hasta perderlo de vista, y entonces continuaría mi camino. Llegaría tarde? pues vale. Ninguna novedad :-)

Petonet

Lapiz Pluma dijo...

¡Fuera pataslargaaaas! Jejeje. Te diré que tú eres más alta que yo (ya se sabe que la esencia y el veneno...)

A mí también me pone muy nerviosa que alguien se me pegue tan cerca. Aunque aquí la U-Bahn (metro) es aún peor. Merece una entrada en el blog.

Piruli dijo...

Jo yo mido 165 y no me considero bajita :( Tampoco alta ehh
¿Cuál es el problema? ¿Que anda a tu lado? Bueno si la acera es grande no hay problemas, si es chica mejor que te cruces con alguien y así tendrá que apartarse, digo yo. Que problema tan curioso, a mí jamás me ha pasado.
Besos

Mi Álter Ego dijo...

Yo mido más o menos lo mismo que tú, así que me imagino que me tocaría pasar por el mismo calvario. También te digo que, aunque aquí la gente no sea tan alta, también hay muchos que no saben respetar el espacio de los demás. Es una cuestión de educación. Un besote!!!

Celia Segui dijo...

-Marcos: ya me gustaría a mí saber dibujar pero si nazco más torpe de manos nazco manca.

-Eva: lo de la patada en los huevos un poco fuerte, hoy día te meten en la cárcel !

-Salamandra: si me paro llego tarde, y no me importaría si trabajara para otro, jajaja, pero es mi negocio y me importa ;)

-Pirulí: No somos bajitas, hombre, lo que pasa es que aquí hay mucho gigante.

-Álter: lo del espacio es algo internacional, la educación se está perdiendo en todas partes.

-Lápiz y Pluma: yo rara vez cojo el metro, me gusta patear aunque tarde más de media hora en llegar.

Besos

Intesional Blog dijo...

Me hiciste reír! Supongo que soy una de las "pataslargas" (aunque no llego a 1,80m) pero tu crónica es muy graciosa. Se parece a los cuentos que me hace mi amiga de cuando sube a un transporte colectivo. Anoto: mi amiga mide 1,50m así que imaginate...

Celia Segui dijo...

Anda, pues tú eres del enemigo :-P jajaja
Pobrecita tu amiga,me la imagino, si es que somos unos pringados, jaja
Besos

RECOMENZAR dijo...

soy bajita o petisa 1'60
y con los años segun dicen una se achica
jajaja
muy buena tu entrada

Celia Segui dijo...

Hola, Recomenzar:
Sí nos achicamos todos :(
Besos

TORO SALVAJE dijo...

Pulgarcita te contesté en mi blog.

Besitititititos.

AMBAR dijo...

Tranquila chiquita, bonita y con buen humor, sigue adelante y regala esos cuentos maravillosos de la bella suiza, nos haces reír y la risotarapia es salud para el cuerpo y para el alma.
Las pequeñitas con menos tela se visten.
Un abrazo.
Ambar

Celia Segui dijo...

Jajajaja, gracias, Ambar. Por cierto, vivo en Austria :)
Besos

Sí, torito-grandullón, voy a ver ,aunque a lo mejor es lo que ya he leído, jajaja

TORO SALVAJE dijo...

:)

P MPilaR dijo...

a la viena de vida viena de mi corazónnnnnn, voy un par de veces , por ver a mi sobrina. a la 'Vienavenida' ´esta que pintas le prestaría yo fácil un saco de 'pataslargas', a ver si se atrevía...

me ha encantado pasear un ratito de nuevo por tu blog!)))

abrazo

Celia Segui dijo...

Hola Pilar:
Acabo de hacerme seguidora de un blog tuyo.Gracias por pasarte. Qué casualidad que tengas una sobrina en Viena, si vienes si quieres nos tomamos unas cañas.
Besos

la MaLquEridA dijo...

Uy y yo que apenas alcanzo el 1.50 de estatura, no me quiero imaginar. Las pequeñitas moriríamos aplastadas.


Un beso

Celia Segui dijo...

Qué va, antes se te rompe el cuello. Su plan es que nos desnuquemos.
Besos

Cristina López moreno dijo...

Jajaja como me he reido contigo, que graciosa, gracias por tu entrada, y ya te sigo , yo tambien tenog un blog por si te puedes pasar, besitos;)
http://estoyentrepaginas.blogspot.com.es/

Celia Segui dijo...

Me pasaré, Cristina.
Besos

Anónimo dijo...

La mujer y la sardina
cuanto más pequeña más fina
;)

Celia Segui dijo...

Jajaja, bien dicho ese dicho , valga la redundancia, jajaja.

Ayla dijo...

Jajajaaja me he reído un montón, yo también soy patitascortas, jeje, pero digo yo, no ganarías mas parandote dos segundos mirando un escaparate y mientras el pataslargas ya llego al polo???? Te acabo de conocer por el blog de Krika, pero bueno me quedo por aca que reír dicen que aumenta las defensas y me hace mucha falta que no me suelta el gripazo, cariño que me ha pillao el condenado
Besote!!!!

Celia Segui dijo...

Hola , Ayla. Si voy parándome no llego a ningún sitio, que se paren ellos, ¿no? O mejor, que adelanten!! No siempre tiene que ser uno el que sucumba a los dictados de los pataslargas!
Gracias por pasarte, luego te hago una visita.
Besos

UTOPÍA dijo...

Ja, ja, ja...me ha encantado tu entrada.
Me quedo por aquí, Celia.
He visto que conoces a Jane Jubilada, ¡qué lujazo! Entre sus entradas y las tuyas me vais a arreglar la vida.
Besos

Celia Segui dijo...

Hola!!! Gracias, Utopía. Sí, me encantan las entradas de Jane Jubilada también :)
Besos

Celia Segui dijo...

Hola!!! Gracias, Utopía. Sí, me encantan las entradas de Jane Jubilada también :)
Besos

Seoane Melliz dijo...

ajaja, Vaya, no sabía esto!! Qué curioso.

maría del rosario Alessandrini dijo...

Jajá, muy buena reseña, las chiquitas tenemos otras oportunidades que los patas largas no tienen, poder correr mucho más ligero entre muchos patas la...qué jamás nos alcanzarían.
Beso

Celia Segui dijo...

Sí, y viajar cómodas!! Jajaja
Besos

Blanca Lafarga dijo...

JA JA lo he vuelto a leer y me encanta.
Un besico.

Carmen Martinez dijo...

Me encanta, están los pataslargas pero también los cuerpilargos que son altos pero con piernas cortas y cuerpo desproporcionadamente largo, jajajaja esos lo tienen peor que los enanos

Consejos doy que para mí no tengo
Amiga no corras más ponle una zancadilla
Un abrazo

Publicar un comentario en la entrada