""
Bienvenido al blog de Celia Seguí
RSS

sábado, 12 de septiembre de 2015

Fracasar es de inteligentes ( pensamientos)





     El anonimato en Internet es un derecho de todos. 
   Una vez leí a Javier Marías despotricando sobre las personas que se esconden tras un seudónimo y/o un avatar en su perfil de Facebook.  Lo dijo en uno de los pocos artículos suyos que me desagradaron sobremanera. Sobre todo en un medio tan frío y expuesto como  Internet, el derecho  a la privacidad no se le puede negar a nadie  y que  uno decida llamarse Pepita la Limonera para sí mismo y  sus íntimos  no convierte a nadie en un cobarde , sino en una persona que legítimamente protege su intimidad.  

     Sirva esta introducción para mostrar mi respeto hacia las personas que hacen comentarios  respetuosos pero anónimos en blogs , chats o dondequiera que sea.  Sirva también para mostrar lo opuesto, mi absoluto rechazo y desprecio hacia aquellos que utilizan el anonimato para insultar, denostar al prójimo o proclamar aberraciones múltiples.

   Eso es exactamente lo que ocurrió anoche. Anoche un anónimo hizo un comentario irrespetuoso en una entrada en la que conté algo muy íntimo, muy mío,  y lo hice con el fin de ilustrar el tema que estaba tocando "Traumas del Pasado"  . Me costó unos cinco años decidirme a plantarme aquí, en un blog, a contar historias y cuando lo he hecho ha sido habiéndolo meditado profundamente. Así que creo que estoy bastante preparada para encontrarme casi de todo.
    Anoche, cuando vi el comentario en cuestión, no me sulfuré, simplemente me dije, bueno, aquí tenemos otro gilipollas, lo borré y punto. 

   Puesto que  no sé si el comentador anónimo en cuestión es hombre, mujer, monstruito, o extraterrestre lo voy a llamar "híbrido cagón" ( lo de cagón porque vino a cagarse a mi blog: mi casa).
  
      Lo que los híbridos cagones no saben es que los excrementos son  abono. Pero los humanos inteligentes sí lo sabemos, por eso de camino a casa me vino la idea de escribir un artículo sobre la frustración, o sea, he cogido su cagarruta y la he transformado en una pequeña ramita para mi blog: esta entrada.

   El comentario del  híbrido cagón en mi post "Traumas del Pasado" fue el siguiente: “En el fondo eres una fracasada.”


    Qué guay. Decirme eso a mí que me gusta tanto llevar la contraria. Decir eso a una persona que está tan acostumbrada a defender sus puntos de vista, por meditados. Vi el cielo abierto para escribir sobre un tema que me parece harto interesante ( gracias, híbrido cagón): El fracaso.



  EL FRACASO

    El fracaso es inherente a la vida (también a la vida de los híbridos cagones, por supuesto). 

    El niño se cae y se levanta cientos de veces antes de echar a andar, es decir, fracasa cientos de veces antes de lograrlo.

     No todas los capullos de una planta florecen, unos lo hacen, otros lo intentan y no lo logran. 

     Hay personas luchando contra enfermedades terribles, unas triunfan y otras fracasan.

    Fracasamos en infinidad de cuestiones a lo largo de nuestra vida , los humanos, los animales , las plantas y los híbridos cagones. Tenemos muchas relaciones antes de encontrar la que funciona, o quizá ni llegamos a  encontrarla . Tenemos éxitos y fracasos en el trabajo, en la amistad, en el amor, en la salud, en la familia.  Nos pasa a todos,  a nosotros, a los híbridos cagones y a sus mamás y papás.

    Fracasar no es nada malo, fracasar es necesario. Todo éxito veraz está hecho a base de mil fracasos. ¿Cuántas veces fracasó Marie Curie antes de descubrir el Radio y el Polonio? 
     Es de cajón, es de cajón para cualquier persona de cierta inteligencia, es de cajón para las plantas y los animales, ellos se adaptan a la vida, no luchan en su contra, es de cajón para cualquier ser viviente menos para los híbridos cagones.

    Estoy convencida de que no existe el ser humano fracasado, existe el ser humano que decide ser un fracasado. Porque  tanto el éxito como el fracaso no son más que sensaciones. ¿De qué le valió a Kurt Cobain el éxito? ¿Y a Marilyn Monroe? ¿Es eso éxito? Claro que no. El éxito y el fracaso son decisiones personales que nos atañen a cada uno. En todo caso, como dice mi marido, lo importante no es el resultado, lo importante es intentarlo con pasión.
   
     Hoy puedes levantarte pesimista  y pensar que la vida es una puta mierda, que todo está mal, que todo estuvo mal y que todo estará mal.

   Mañana, sin que el panorama de tu vida haya cambiado lo más mínimo, puedes levantarte pletórico y ver que la vida es maravillosa, que has hecho las cosas bien, o lo mejor que supiste, que al fin y al cabo, los multiples fracasos merecieron la pena para llevarte hasta este día maravilloso en que la vida te sonríe y tú a ella.

   En fin, híbridos cagones del mundo, que vuestros gases mefíticos son producto de vuestra naturaleza cagona, y que oléis a mierda por dondequiera que pasáis.

   Yo hoy me siento feliz y agradecida por este post, que no gustará a todo el mundo pero a mí sí. ¿ Mañana?... Dios dirá, sí se nos concede otro día.

    En todo caso, todos, sin excepción, animalitos, plantas, humanos e híbridos cagones, el triunfo final no es de ninguno de nosotros. Es del Tiempo y de la Muerte. 
     
    Y no pasa absolutamente nada. Porque la vida sin muerte sería el peor de los fracasos: un sinsentido.


17 comentarios:

Timón Botón dijo...

Ñiaaa seguro que tiene envidia porque él no salió en Farmacia de Guardia ni prácticamente más que del portal de su casa.

De envidiosos y cobardes está el mundo lleno.

Celia Segui dijo...

Tim, no sé cómo sabes que salí en Farmacia de Guardia. Supongo que por google. Salí en muchas más cosas que no están en google por el mogollón de tiempo que hace, jajaja.
Gracias por tu simpático comentario!!!
Un abrazo

Opiniones incorrectas dijo...

Pues yo estoy con mi suricato, eso es envidia y también amargura, porque hay que sentirse muy mal con uno mismo para dedicarse a ir por los blogs soltando veneno,

Nora dijo...

BRAVO! (Plas, plas, plas)

Celia Segui dijo...

Efectivamente, Eva, envidia cochina y mala baba, hay mala gente por el mundo.
Gracias , Nora!!!

Mi Álter Ego dijo...

Yo es que no entiendo qué gana una persona dedicándose a poner verde a otra a la que no conoce de nada, la verdad. No se si es aburrimiento, afán de protagonismo o qué. En fin, lo mejor es ignorarlos, que es lo que más les fastidia.

Por cierto, a raíz del comentario de Timón no he podido resistir la tentación y lo he buscado. Qué guay la foto esa de rockerilla. Jajajaja. Yo es que soy una actriz frustrada y esas cosas me llaman mucho la atención. Un besote!!!

Celia Segui dijo...

Foto?? Joder, hay una foto mía en google de Farmacia de Guardia?? Qué cague, no lo sabía!

TORO SALVAJE dijo...

Antes me enfadaba cuando me ocurría eso.
Incluso escribía post donde les decía de todo...
Ya no.
Son enfermos mentales.
Gente que padece desequilibrios psíquicos y que por desgracia no han logrado curarse.
Además suelen ser maleducados.
Bastante desgracia tienen ellos y también sus familiares.
Ojalá se curen.

No pierdas ni un minuto de tu vida con ellos.
No puedes ayudarles.

Saludos.

Celia Segui dijo...

Hola Toro Salvaje:
Me ha servido ,como he dicho, para escribir un post sobre el fracaso. Nada más.
Gracias y saludos

Salamandra dijo...

jajaja mujer, estáte contenta, no eres blog ni eres nada hasta que no tienes unos cuantos trolls :-) (en nuestro caso másqueperro hemos tenido también alguno, y nunca hemos borrado nada. En nuestra casa gobierna la libertad de expresión. Pero ésta siempre es bidireccional, si tú entras en mi casa a insultarme, yo puedo reírme en tu cara con toda mi mala hostia). Has tardado poco, eres buena, jodía :-)

En cuánto al tema del post ... pues qué decir. ¿qué se considera fracaso? para cada uno serán cosas distintas en función de su escala de valores ... a mi el tema profesional y pecuniario me la sopla en fa mayor, por ejemplo. No tengo nunca un duro y tengo más deudas que el Dioni pero soy afortunada en el amor, me quiere mucha gente, y según mi criterio propio, lo que no se paga con dinero es el tesoro más valioso. La felicidad de mi hija, las risas hasta caerse de la silla, las sobremesas borrachuzas con los amigos intentando arreglar el mundo ... Por tanto para según quien seré una fracasada, pero es que a mi los criterios de esos "quienes" me dan más pena que otra cosa.

¿no? :-)

Celia Segui dijo...

Jajaja, eres muy graciosa expresándote, Salamandra. Sï, estoy contigo al cien por cien. Muy bien dicho todo.
Gracias, guapa.
Besos

Jane Jubilada dijo...

Me gusta tu comentario sobre el fracaso. No tiene por qué ser algo negativo. Muchas cosas buenas de la vida de mi familia han sido resultados de fracasos. Una mala nota puede conducirte a hacer algo que ni siquiera habías imaginado, un fracaso amoroso puede llevarte a conocer a otra persona que te llena más, un comentario adverso puede llevarte a escribir un post brillante... Fracasos y éxitos forman parte de la vida y hacen que merezca la pena ¡No sin mis fracasos! :-)

Celia Segui dijo...

Muy bien dicho, Isabel!
Gracias por pasarte por aquí.
Un abrazo

el chico de la consuelo dijo...

Ahora hay una corriente entre los escritores famosetes de criticar a los que usamos pseudónimo en internet. Marias, al que tu nombras, Lorenzo Silva...
Bueno, ellos tienen una tribuna privilegiada, no pasa nada por trollear un poco mientras no se caiga en la pesadez y en lo que puede hacer daño personalmente.

A mi lo que más me divierte es trolear a las masqueperras con comentarios ultraconservadores y religiosos ;) ;)

Bueno Celia Abrazos

Celia Segui dijo...

Jajajaja. No seas malo con las masqueperras que son muy majas y gamberras. Jajaja
Un abrazo

Marta M. dijo...

Hola. cuando llegan comentarios a mi blog del estilo de tu híbrido cagón no me lolesto ni en borrarlo porque ellos lo que quieren es desastibilizar nuestro blog y a nosotras. Simplemento pienso que la gente se aburre y tiene demasiado tiempo libre... Con respecto al fracaso creo que es esencial para alcanzar el éxito, nuestras metas o anhelos. En el fracaso es cuando verdaderamente aprendemos y sacamos conclusiones que nos permiten seguir hacia adelante... Seguimos en contacto

Celia Segui dijo...

Efectivamente, Marta. Pero es que me gusta tocarles las pelotas. Puñetera que es una.
Besos

Publicar un comentario