""
Bienvenido al blog de Celia Seguí
RSS

jueves, 4 de junio de 2015

Die Sonne ( El sol) (Crónica Vienesa)








     


     Después de un infernal invierno y una primavera inexistente, en la que die Sonne sólo se vio un día desde el 28 de abril hasta el mes de junio (tengo un amigo austriaco que los contó), por fin llegó el verano, aunque no se sabe por cuánto tiempo. En la  vida he hablado y oído nombrar tanto  das Wetter (el clima) y die Sonne. Aparecen casi en cada conversación. Los austriacos mismos  te dicen: “Ich bin deprimiert”. Pues si ellos se deprimen imáginate yo.
     Pues bien, ayer de camino al trabajo vi a un chico, que no un mendigo, tumbado en un banco de la calle con el bañador puesto y la cremita al lado. Y al llegar al trabajo me veo a mi peluquera  en la acera de enfrente, tomándose un descansito cara al sol, la saludo y me grita toda contenta: ¡Eh! ¿Quiéres que te mande un poco? Sin darme tiempo a responder se ha metido en la pelu y ha salido con un gran espejo redondo que ha puesto cara al sol y a mí , que por poco me quedo ciega
     Ahora entiendo perfectamente a  aquel señor del que Manfred ( mi marido) y yo nos choteamos  recién llegados a Viena: íbamos en coche y delante de nosotros había un cochazo con matrícula de  diplomático. Hacía un  sol esplendido y al parar en el semáforo el señor bajó la ventanilla del coche, se quitó las gafas de sol, sacó su sonriente cara por la ventana y la alzó hacia el cielo con los ojos cerrados. El semáforo se puso en verde y llegó el siguiente, y luego el siguiente, y en cada semáforo el señor bajaba corriendo la ventanilla, se quitaba las gafas, sacaba la cara al sol y sonreía con los ojos cerrados.
     De repente, en uno de los semáforos,  al pobre  se le puso una furgoneta al lado tapándoselo  por completo, entonces el señor avanzó y paró el coche justo en medio del paso de peatones, abrió su ventanilla y de nuevo sacó feliz su cara al sol.
     Yo misma me lanzo a la calle como una condenada en cuanto aparece la palabra más nombrada en este país: Die Sonne.
KOMENTARIEN  Y KOMPARTIREN ,ABAJEN . 
ME RESERVO EL DERECHO A BORRAR KOMENTARIEN NO RESPETUOSOS. 
DANKE!




2 comentarios:

Lapiz Pluma dijo...

¿Quién sabe cómo será este invierno? Por aquí ya han caído las primeras nevadas...
Yo nunca creí que fuera a cambiar de acera sólo para caminar al sol :-).

Celia Segui dijo...

Aquí aún no ha nevado, de hecho ya hace años que apenas nieva, pero está lloviendo y gris desde hace días. Un asco

Publicar un comentario